Traducción de José Smith Apéndice

TJS, Romanos 3:5–8. Compárese con Romanos 3:5–8

Pablo enseña que una persona no puede hacer lo malo para que venga lo bueno.

5 Y si permanecemos en nuestra injusticia y hacemos resaltar la justicia de Dios, ¿cómo osamos decir: Será injusto Dios que da castigo? (Hablo como hombre que teme a Dios).

6 De ninguna manera, porque de otro modo, ¿cómo juzgaría Dios al mundo?

7 Pero si por mi mentira (como lo llaman los judíos), la verdad de Dios abundó para su gloria, ¿por qué aun así soy yo juzgado como pecador? ¿Y no me reciben? Porque somos calumniados;

8 algunos afirman que nosotros decimos (cuya condenación es justa): Hagamos lo malo para que venga lo bueno. Pero esto es falso.