Traducción de José Smith Apéndice

TJS, Romanos 4:2–5. Compárese con Romanos 4:2–5

El hombre puede ser salvo solamente por la gracia de Jesucristo y no por las obras relacionadas con la observancia de la ley de Moisés.

2 Porque si Abraham fue justificado por la ley de las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios.

3 Porque, ¿qué dice la Escritura? Y creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia.

4 Pero al que es justificado por la ley de las obras, se le cuenta el salario no como gracia, sino como deuda.

5 Mas al que no busca ser justificado por la ley de las obras, [sino que] cree en aquel que no justifica al impío, su fe le es contada por justicia.

TJS, Romanos 4:16. Compárese con Romanos 4:16

La fe y las obras, por medio de la gracia, son necesarias para la salvación.

16 Por tanto, sois justificados por la fe y las obras, por medio de la gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para los que son de la ley, sino también para los que son de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros,