Capítulo 22

David prepara oro, plata, bronce, hierro, piedra y madera de cedro para el templo — Encomienda a Salomón que lleve a cabo la obra de construirlo.

 Y dijo David: Ésta es la acasa de Jehová Dios, y éste es el altar del holocausto para Israel.

 Después mandó David que se reuniese a los aextranjeros que había en la tierra de Israel, y señaló canteros que labrasen piedras para edificar la casa de Dios.

 Asimismo preparó David mucho hierro para los clavos de las puertas y para las junturas, y más bronce del que podía pesarse, y madera de cedro innumerable,

 porque los sidonios y los tirios habían traído a David grandes cantidades de amadera de cedro.

 Y dijo David: aSalomón, mi hijo, es muchacho y de tierna edad, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnífica por su excelencia, para renombre y gloria en todas las tierras; ahora, pues, yo le prepararé lo necesario. E hizo David grandes preparativos antes de su muerte.

 Llamó entonces David a su hijo Salomón y le encomendó que edificase una casa a Jehová, Dios de Israel.

 Y dijo David a Salomón: Hijo mío, en mi corazón tuve el propósito de edificar una casa al nombre de Jehová mi Dios.

 Pero vino a mí la palabra de Jehová, diciendo: Tú has derramado mucha sangre y has hecho grandes guerras; no edificarás una casa a mi nombre, porque has derramado mucha sangre en la tierra delante de mí.

 He aquí, un hijo te nacerá, el cual será hombre de paz, porque yo le daré descanso de todos sus enemigos en derredor; por tanto, su nombre será Salomón, y yo daré paz y reposo sobre Israel en sus días.

 10 Él aedificará una casa a mi nombre; y él será para mí un hijo, y yo seré para él un padre; y estableceré el trono de su reino sobre Israel para siempre.

 11 Ahora pues, hijo mío, Jehová esté contigo, y seas prosperado, para que edifiques una casa a Jehová tu Dios, como él ha dicho de ti.

 12 Y Jehová te dé aentendimiento y bprudencia, para que cuando él te ordene estar sobre Israel, tú guardes la ley de Jehová tu Dios.

 13 Entonces serás prosperado si cuidas de poner por obra los aestatutos y decretos que Jehová mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes.

 14 He aquí, yo con mucho esfuerzo he preparado para la casa de Jehová cien mil talentos de oro y un millón de talentos de plata, y bronce y hierro sin medida, pues es mucho. Asimismo he preparado madera y piedra, a lo cual tú añadirás.

 15 Tú tienes contigo muchos obreros, canteros, y albañiles y carpinteros y todo experto en toda clase de obra.

 16 Del oro, de la plata, y del bronce y del hierro no hay límite. Levántate, pues, y manos a la obra; y Jehová esté contigo.

 17 Asimismo mandó David a todos los jefes de Israel que diesen ayuda a su hijo Salomón, diciendo:

 18 ¿No está con vosotros Jehová vuestro Dios, el cual os ha dado paz por todas partes? Porque él ha entregado en mis manos a los moradores de la tierra, y la tierra ha sido sometida delante de Jehová y delante de su pueblo.

 19 Entregad, pues, ahora vuestros corazones y vuestras almas a buscar a Jehová vuestro Dios; y levantaos y edificad el santuario de Jehová Dios, para traer el aarca del convenio de Jehová y los utensilios sagrados de Dios a la casa que se edificará al nombre de Jehová.