Capítulo 26

Se designa a los levitas ser porteros — Los levitas tienen a su cargo los tesoros, sirven como oficiales y jueces y se encargan de los asuntos exteriores pertinentes a los israelitas.

  En cuanto a la distribución de los porteros: De los coreítas, Meselemías hijo de Coré, de los hijos de Asaf.

 Y los hijos de Meselemías: Zacarías, el primogénito, Jediael el segundo, Zebadías el tercero, Jatniel el cuarto,

 Elam el quinto, Johanán el sexto, Elioenai el séptimo.

 Y los hijos de Obed-edom: Semaías, el primogénito, Jozabad el segundo, Joa el tercero, y el cuarto Sacar, y el quinto Natanael,

 el sexto Amiel, el séptimo Isacar, el octavo Peultai, porque Dios alo había bendecido.

 También de su hijo Semaías nacieron hijos que gobernaban la casa de su padre, porque eran hombres fuertes y valientes.

 Los hijos de Semaías: Otni, y Rafael, y Obed y Elzabad, cuyos hermanos eran hombres valientes, Eliú y Samaquías.

 Todos éstos de los hijos de Obed-edom; ellos con sus hijos y sus hermanos, hombres valientes y fuertes para el servicio; sesenta y dos de Obed-edom.

 Y los hijos de Meselemías y sus hermanos, dieciocho hombres valientes.

 10 También Hosa, de los hijos de Merari, tuvo hijos: Simri, el jefe (aunque no era el primogénito, su padre lo puso por jefe),

 11 el segundo Hilcías, el tercero Tebalías, el cuarto Zacarías; todos los hijos y hermanos de Hosa eran trece.

 12 Entre éstos se hizo la distribución de los porteros, alternando los principales de los hombres en la guardia con sus hermanos, para servir en la casa de Jehová.

 13 Y echaron asuertes, el pequeño con el grande, según sus casas paternas, para cada puerta.

 14 Y cayó la suerte para la puerta del oriente a Selemías. Y para Zacarías su hijo, consejero sabio, echaron suertes, y le tocó la puerta del norte.

 15 A Obed-edom, la puerta del sur; y a sus hijos, la casa de las provisiones.

 16 A Supim y a Hosa, la del occidente, la puerta de Salequet, en el camino de la subida. Las guardias se correspondían unas a otras:

 17 Al oriente había seis levitas, al norte cuatro por día, al sur cuatro por día, y en la casa de las provisiones, de dos en dos.

 18 En la parte del occidente había cuatro en el camino y dos en el atrio del occidente.

 19 Éstas son las distribuciones de los porteros, hijos de los coreítas y de los hijos de Merari.

 20 Y de los levitas, Ahías tenía a su cargo los tesoros de la casa de Dios y los tesoros de las cosas santificadas.

 21 En cuanto a los hijos de Laadán, hijos de Laadán, el gersonita, los jefes de las casas paternas de Laadán, el gersonita, fueron los jehielitas.

 22 Los hijos de Jehieli, Zetam y su hermano Joel, tuvieron a su cargo los tesoros de la casa de Jehová.

 23 De los amramitas, de los izharitas, de los hebronitas, de los uzielitas,

 24 y Sebuel hijo de Gersón, hijo de Moisés, era jefe sobre los tesoros.

 25 Y sus hermanos de parte de Eliezer, Rehabías su hijo, y Jesaías su hijo, y Joram su hijo, y Zicri su hijo y Selomit su hijo.

 26 Este Selomit y sus hermanos tenían a su cargo todos los tesoros de todas las cosas santificadas que había consagrado el rey David, y los jefes de las casas paternas, los capitanes de millares y de centenas y los jefes del ejército;

 27 de lo que habían aconsagrado de las guerras y de los botines, para reparar la casa de Jehová.

 28 Asimismo todas las cosas que había consagrado el avidente Samuel, y Saúl hijo de Cis, y bAbner hijo de Ner y Joab hijo de Sarvia, y todo lo que cualquiera consagraba estaba a cargo de Selomit y de sus hermanos.

 29 De los izharitas, Quenanías y sus hijos fueron asignados para los aasuntos exteriores de Israel, como oficiales y jueces.

 30 De los hebronitas, Hasabías y sus hermanos, hombres valientes, mil setecientos, gobernaban a Israel al occidente del Jordán, en toda la obra de Jehová y en el servicio del rey.

 31 De los hebronitas, Jerías era el jefe de los hebronitas repartidos según sus generaciones por sus casas paternas. En el año cuarenta del reinado de David se buscaron y se hallaron entre ellos hombres fuertes y valientes en Jazer de Galaad.

 32 Y sus hermanos, hombres valientes, eran dos mil setecientos, jefes de casas paternas, los cuales el rey David constituyó sobre los rubenitas, y los gaditas y sobre la media tribu de Manasés, para todas las cosas de Dios y los asuntos del rey.