Capítulo 14

Amasías reina rectamente en Judá — Israel derrota a Judá en batalla — Jeroboam reina con iniquidad en Israel.

  En el año segundo de Joás hijo de Joacaz, rey de Israel, comenzó a reinar Amasías hijo de Joás, rey de Judá.

 Cuando comenzó a reinar tenía veinticinco años, y reinó veintinueve años en Jerusalén; el nombre de su madre era Joadán, de Jerusalén.

 Y él hizo lo recto ante los ojos de Jehová, aunque no como David, su padre; hizo conforme a todas las cosas que había hecho su padre Joás.

 Con todo eso los lugares altos no fueron quitados, y el pueblo aún sacrificaba y quemaba incienso en los lugares altos.

 Y aconteció que cuando el reino fue afirmado en su mano, mató a sus siervos, los que habían dado amuerte al rey, su padre.

 Pero no mató a los hijos de los que le habían dado muerte, conforme a lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés, donde Jehová mandó, diciendo: No matarán a los padres por los hijos, ni a los hijos por los padres, sino que cada uno morirá apor su propio pecado.

 Amasías mató asimismo a diez mil de Edom en el valle de la Sal, y tomó Sela en batalla y la llamó Jocteel, hasta hoy.

 Entonces Amasías envió mensajeros a Joás hijo de Joacaz, hijo de Jehú, rey de Israel, diciendo: Ven, y veámonos cara a cara.

 Y Joás, rey de Israel, envió a decir a Amasías, rey de Judá: El cardo que está en el Líbano envió a decir al cedro que está en el Líbano: Da tu hija por esposa a mi hijo. Y pasó una bestia salvaje que está en el Líbano y holló el cardo.

 10 Ciertamente has derrotado a Edom, y tu corazón se ha envanecido; gloríate, pues, pero quédate en tu casa. ¿Y por qué has de provocar un mal para que caigas tú y Judá contigo?

 11 Pero Amasías no dio oídos; por lo que subió Joás, rey de Israel, y se vieron cara a cara él y Amasías, rey de Judá, en Bet-semes, que es de Judá.

 12 Y Judá cayó delante de Israel, y cada uno huyó a su tienda.

 13 Además Joás, rey de Israel, tomó prisionero a Amasías, rey de Judá, hijo de Joás, hijo de Ocozías, en Bet-semes; y vino a Jerusalén y derribó el muro de Jerusalén desde la puerta de Efraín hasta la puerta de la esquina, cuatrocientos codos.

 14 Y tomó todo el oro y la plata, y todos los utensilios que se hallaban en la casa de Jehová y en los tesoros de la casa del rey, y tomó rehenes y volvió a Samaria.

 15 Los demás hechos que ejecutó Joás, y sus hazañas y cómo peleó contra Amasías, rey de Judá, ¿no están escritos en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

 16 Y durmió Joás con sus padres y fue sepultado en Samaria con los reyes de Israel; y reinó en su lugar su hijo Jeroboam.

 17 Y Amasías hijo de Joás, rey de Judá, vivió quince años después de la muerte de Joás hijo de Joacaz, rey de Israel.

 18 Los demás hechos de Amasías, ¿no están escritos en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

 19 Y tramaron una conspiración contra él en Jerusalén, y él huyó a Laquis, pero lo persiguieron hasta Laquis y allá lo mataron.

 20 Y lo trajeron sobre caballos y lo sepultaron en Jerusalén con sus padres, en la ciudad de David.

 21 Entonces todo el pueblo de Judá tomó a Azarías, que tenía dieciséis años, y lo hicieron rey en lugar de su padre Amasías.

 22 Reedificó él aElat y la restituyó a Judá, después que el rey durmió con sus padres.

 23 En el año quince de Amasías hijo de Joás, rey de Judá, Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel, comenzó a reinar en Samaria, y reinó cuarenta y un años.

 24 E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, y no se apartó de todos los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.

 25 Él restauró los límites de Israel desde la entrada de Hamat hasta el mar de la llanura, conforme a la palabra de Jehová Dios de Israel, la cual él había hablado por medio de su siervo aJonás hijo de Amitai, profeta que era de Gat-hefer.

 26 Porque Jehová miró la muy amarga aflicción de Israel, y que no había ni siervo ni libre, ni quien diese ayuda a Israel;

 27 y Jehová no había dicho que borraría el nombre de Israel de debajo del cielo; por tanto, los salvó por medio de Jeroboam hijo de Joás.

 28 Y los demás hechos de Jeroboam y todas las cosas que hizo, y su valentía, y todas las guerras que hizo y cómo restituyó Damasco y Hamat a Israel, que habían pertenecido a Judá, ¿no están escritos en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

 29 Y durmió Jeroboam con sus padres, los reyes de Israel, y reinó en su lugar su hijo Zacarías.