Quinto libro de Moisés llamado Deuteronomio

Capítulo 19

Se señalan las ciudades de refugio para los casos de homicidio sin intención — Se dará muerte a los asesinos — Es preciso que haya dos o tres testigos para llevar a cabo un juicio — Se castigará a los testigos falsos.

 Cuando Jehová tu Dios haya destruido las naciones cuya tierra Jehová tu Dios te da a ti, y tú las aheredes y habites en sus ciudades y en sus casas,

 apartarás tres ciudades en medio de la tierra que Jehová tu Dios te da para que la poseas.

 Arreglarás los caminos y dividirás en tres partes el territorio de la tierra que Jehová tu Dios te dará en heredad, y será para que todo homicida ahuya allí.

 Y éste es el caso del homicida que huirá allí y vivirá: el que hiriere a su prójimo sin intención y sin haber tenido enemistad con él anteriormente,

 como el que va con su prójimo al monte a cortar leña y, al dar con fuerza el hachazo con su mano para cortar algún leño, salta el hierro del cabo y da contra su prójimo, y éste muere, aquél huirá a una de estas ciudades y vivirá;

 no sea que el vengador de la sangre vaya tras el homicida, enfurecido en su corazón, y le alcance por ser largo el camino y le hiera de muerte, no debiendo ser condenado a muerte, por cuanto no había tenido enemistad con el muerto anteriormente.

 Por tanto, yo te mando, diciendo: Tres ciudades apartarás para ti.

 Y si Jehová tu Dios ensancha tu territorio, como lo juró a tus padres, y te da toda la tierra que prometió dar a tus padres,

 si guardas todos estos mandamientos que yo te prescribo hoy, para ponerlos por obra, que ames a Jehová tu Dios y aandes en sus caminos todos los días, entonces añadirás para ti tres ciudades más a esas tres,

 10 para que no sea derramada sangre inocente en medio de la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad, y así no seas culpado de haber derramado sangre.

 11 Mas si hay alguien que aborrece a su aprójimo, y lo acecha, y se levanta contra él y lo hiere de muerte, y éste muere, y huye a alguna de estas ciudades,

 12 entonces los ancianos de su ciudad enviarán y lo sacarán de allí, y lo entregarán en manos del vengador de la sangre, y morirá.

 13 Tu ojo no tendrá compasión de él; y aquitarás de Israel la culpa de bsangre inocente, y te irá bien.

 14 No reducirás los límites de la propiedad de tu prójimo, los cuales señalaron los antiguos en la heredad que recibas en la tierra que Jehová tu Dios te da para que la poseas.

 15 Un solo atestigo no bastará contra ninguno por cualquier delito, o por cualquier maldad o por cualquier pecado que se haya cometido. Por boca de dos testigos o por boca de tres testigos se establecerá el asunto.

 16 Si se levanta atestigo falso contra alguno, para testificar transgresión contra él,

 17 entonces los dos litigantes se presentarán delante de Jehová, delante de los sacerdotes y de los jueces que haya en aquellos días.

 18 Y los ajueces inquirirán bien, y si resulta ser falso aquel testigo que testificó falsamente contra su hermano,

 19 entonces le haréis a él como él pensó hacer a su hermano. Así quitarás el mal de en medio de ti.

 20 Y los que queden oirán y temerán, y no volverán a hacer más una maldad semejante en medio de ti.

 21 Y tu ojo no tendrá compasión: vida por vida, aojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie.