Segundo libro de Moisés llamado Éxodo

Capítulo 22

Jehová revela sus leyes concernientes al hurto, a las destrucciones por fuego, al cuidado de la propiedad de los demás, al préstamo, a los actos lascivos, a los sacrificios a dioses falsos, al afligir a las viudas, a la usura, al injuriar a Dios y a las leyes referentes al primogénito de hombres y de animales — Se manda a los hombres de Israel ser santos.

 Si alguno ahurta buey u oveja y lo mata o lo vende, por aquel buey bpagará cinco bueyes y por aquella oveja, ccuatro ovejas.

 Si el ladrón es hallado forzando una casa y es herido y muere, no habrá culpabilidad por su sangre.

 Pero si el sol ya ha salido sobre él, habrá culpabilidad por su sangre. El ladrón hará completa restitución; si no tiene con qué, será vendido por su hurto.

 Si es hallado con lo hurtado en la mano, sea buey o asno u oveja vivos, pagará el doble.

 Si alguno hace pacer en un campo o en una viña y mete su bestia para que coma en el campo de otro, de lo mejor de su campo y de lo mejor de su viña pagará.

 Cuando se prenda fuego y al extenderse también se quemen espinos, y se quemen amieses amontonadas o en pie, o un campo, el que encendió el fuego pagará lo quemado.

 Si alguno da a su prójimo plata o bienes a guardar, y son hurtados de la casa de aquel hombre, si el ladrón es hallado, pagará el doble.

 Si el ladrón no es hallado, entonces el dueño de la casa será presentado a los ajueces para ver si ha metido su mano en los bienes de su prójimo.

 En todo caso de fraude sobre buey, sobre asno, sobre oveja, sobre vestido, sobre toda cosa perdida, cuando uno diga: Esto es mío, la causa de ambos vendrá ante los jueces; y aquel a quien los jueces condenen pagará el doble a su prójimo.

 10 Si alguno ha dado a su prójimo un asno, o un buey, o una oveja, o cualquier otro animal a guardar, y éste muere o se lastima, o es llevado sin que nadie lo vea,

 11 ajuramento de Jehová tendrá lugar entre ambos de que no ha metido su mano en los bienes de su prójimo; y su dueño lo aceptará, y el otro no pagará.

 12 Pero si le fue hurtado, hará restitución a su dueño.

 13 Y si le ha sido aarrebatado por una fiera, le traerá testimonio y no pagará lo arrebatado.

 14 Pero si alguno pide prestado un animal a su prójimo, y se lastima o muere, estando ausente su dueño, deberá pagarlo.

 15 Si el dueño estaba presente, no lo pagará. Si era alquilado, va incluido en el alquiler.

 16 Y si alguno engaña a alguna doncella que no ha sido desposada y duerme con ella, deberá pagar una dote y tomarla por aesposa.

 17 Si su padre no quiere dársela, él le pagará conforme a la dote de las vírgenes.

 18 A la ahechicera no dejarás que viva.

 19 Cualquiera que tenga ayuntamiento con bestia, ciertamente morirá.

 20 El que ofrezca asacrificio a otros dioses, excepto sólo a Jehová, será muerto.

 21 Y al extranjero no maltratarás ni aoprimirás, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto.

 22 A ninguna aviuda ni huérfano afligiréis.

 23 Porque si tú llegas a afligirlos, y ellos a mí me claman, ciertamente oiré yo su clamor;

 24 y mi afuror se encenderá, y os mataré a espada, y vuestras esposas quedarán viudas, y huérfanos vuestros hijos.

 25 Si aprestas dinero a mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como usurero ni le impondrás busura.

 26 Si tomas en prenda el vestido de tu prójimo, a la puesta del sol se lo devolverás,

 27 porque aquello es su único abrigo, es aquél el vestido para cubrir su cuerpo. ¿En qué ha de dormir? Y acontecerá que cuando él a mí me clame, yo entonces le oiré, porque soy misericordioso.

 28 No injuriarás aa los jueces ni bmaldecirás al príncipe de tu pueblo.

 29 No demorarás la ofrenda de la aprimicia de tu cosecha ni de tu lagar. Me darás el bprimogénito de tus hijos.

 30 Así harás con el de tus vacas y el de tus ovejas; siete días estará con asu madre, y al octavo día me lo darás.

 31 Y seréis para mí ahombres santos. Y no comeréis carne bdespedazada por las fieras en el campo; a los perros la echaréis.