Capítulo 41

Ezequiel ve el interior del templo y el lugar santísimo, y se le muestran su forma y tamaño.

  Me llevó luego al templo y midió las pilastras, siendo el ancho seis codos de un lado y seis codos del otro, que era la anchura del tabernáculo.

 Y la anchura de la puerta era de diez codos; y los lados de la puerta, de cinco codos de un lado y cinco del otro. Y midió su longitud, que era de cuarenta codos, y la anchura de veinte codos.

 Y pasó al interior y midió las pilastras de la entrada, que eran de dos codos; y la entrada era de seis codos; y la anchura de la entrada, de siete codos.

 Midió también su longitud, que era de veinte codos, y la anchura, de veinte codos, delante del templo; y me dijo: Éste es el alugar santísimo.

 Después midió el muro de la acasa, que era de seis codos; y de cuatro codos era la anchura de las cámaras laterales en torno de la casa alrededor.

 Y las cámaras laterales estaban sobrepuestas en tres niveles, treinta en cada nivel; y había salientes en la pared, alrededor de la casa, sobre los que se apoyaban las cámaras laterales, para que no se apoyaran en la pared misma de la casa.

 Y había mayor anchura y una espiral hacia arriba, hacia las cámaras laterales, porque la espiral de la casa iba hacia arriba, alrededor de la casa, rodeándola por dentro; y así se subía del nivel inferior al más alto por el nivel intermedio.

 Y miré la altura de la casa alrededor; los cimientos de las cámaras laterales eran de una caña entera de seis codos de largo.

 Y el espesor de la pared de las cámaras laterales, por fuera, era de cinco codos, y quedaba un espacio entre las cámaras laterales de la casa por dentro.

 10 Y entre las cámaras había una anchura de veinte codos por todos lados alrededor de la casa.

 11 Y las entradas de las cámaras laterales daban al espacio que quedaba, una entrada hacia el norte, y otra entrada hacia el sur; y la anchura del espacio que quedaba era de cinco codos, todo alrededor.

 12 Y el edificio que estaba delante del espacio abierto al lado del occidente era de setenta codos de ancho; y la pared del edificio, de cinco codos de espesor, todo alrededor, y noventa codos de largo.

 13 Y midió la casa, y tenía cien codos de largo; y el espacio abierto, y el edificio y sus paredes eran de cien codos de longitud;

 14 y el ancho de la fachada de la casa y del espacio abierto hacia el oriente era de cien codos.

 15 Y midió la longitud del edificio que estaba delante del espacio abierto que había detrás de él y las galerías de uno y otro lado, y eran cien codos; y el templo interior, y los pórticos del atrio,

 16 los umbrales, y las ventanas estrechas y las galerías alrededor de los tres niveles, hasta el otro lado del umbral, estaba todo recubierto de madera alrededor, desde el suelo hasta las ventanas; y las ventanas también estaban recubiertas,

 17 encima de la entrada, y hasta la casa interior, y por fuera, y por toda la pared alrededor, por dentro y por fuera, según sus medidas.

 18 Y estaba labrada con aquerubines y palmeras, y entre querubín y querubín había una palmera; y cada querubín tenía dos rostros:

 19 un rostro de hombre hacia la palmera de un lado, y un rostro de león hacia la palmera del otro lado; hechos por toda la casa alrededor.

 20 Desde el suelo hasta encima de la puerta había querubines y palmeras labrados, y también por toda la pared del templo.

 21 Cada poste del templo era cuadrado, y también la fachada del santuario; y la apariencia de una era como la apariencia de la otra.

 22 La altura del altar de madera era de tres codos, y su longitud, de dos codos; y sus esquinas, y su superficie y sus paredes eran de madera. Y me dijo: Ésta es la mesa que está delante de Jehová.

 23 Y el templo y el santuario tenían dos puertas.

 24 Y en cada puerta había dos hojas, dos hojas que giraban; dos hojas en una puerta y otras dos en la otra.

 25 Y en las puertas del templo había labrados de querubines y de palmeras, así como los que estaban hechos en las paredes; y había un grueso madero sobre la fachada del pórtico exterior.

 26 Y había ventanas estrechas y palmeras de uno y otro lado a los lados del pórtico, y sobre las cámaras laterales de la casa y las vigas.