Libro del profeta Ezequiel

Capítulo 45

Se repartirán terrenos para el santuario y para las casas de los sacerdotes — El pueblo ha de ofrecer sus sacrificios y ofrendas y guardar sus fiestas.

1 Y cuando repartáis por suertes la tierra en heredad, apartaréis una porción para Jehová, que le consagraréis como tierra sagrada: será de una longitud de veinticinco mil acañas y de diez mil de ancho; este territorio será santificado en todo su contorno.

2 De esto será para el santuario un cuadrado de quinientas cañas de longitud y quinientas de ancho, y habrá cincuenta codos alrededor para sus campos.

3 Y de esta área medirás de longitud veinticinco mil cañas y de anchura diez mil, en la cual estará el santuario, el lugar santísimo.

4 Lo consagrado de esta tierra será para los asacerdotes que sirven en el santuario, que se acercan para servir a Jehová; y servirá de lugar para sus casas y de lugar santo para el santuario.

5 Asimismo, veinticinco mil de longitud y diez mil de anchura, lo cual será para los levitas que sirven en la casa, como posesión para sí, con veinte cámaras.

6 Y para posesión de la aciudad, daréis cinco mil de anchura y veinticinco mil de longitud, junto a lo que se apartó para el santuario; esto será para toda la casa de Israel.

7 Y ala parte del príncipe estará junto a lo que se apartó para el santuario a uno y otro lado, y junto a la posesión de la ciudad, delante de lo que se apartó para el santuario y delante de la posesión de la ciudad, desde el lado occidental hasta el lado oriental; y la longitud será desde el límite del occidente hasta el límite del oriente.

8 Esta atierra será su posesión en Israel, y nunca más mis príncipes oprimirán a mi pueblo; y darán la tierra a la casa de Israel conforme a sus btribus.

9 Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Basta ya, oh príncipes de Israel! Dejad la violencia y la rapiña; haced lo que es justo y recto; aquitad vuestras imposiciones de sobre mi pueblo, dice Jehová el Señor.

10 Tendréis abalanzas justas, y befa justo y bato justo.

11 El efa y el bato serán de una misma medida: que el bato tenga la décima parte del ahomer, y el efa la décima parte del homer; la medida de ellos será según el homer.

12 Y el siclo será de veinte geras. Veinte siclos, más veinticinco siclos, más quince siclos os serán una mina.

13 Esta será la aofrenda que ofreceréis: la sexta parte de un efa de cada homer de trigo, y la sexta parte de un efa por cada homer de cebada.

14 Y el estatuto para el aceite, el bato de aceite, será la décima parte por cada coro; diez batos harán un homer, porque diez batos son un homer.

15 Y una cordera del rebaño por cada doscientas, de los pastos bien regados de Israel, para ofrenda de grano, y para holocausto y para ofrendas de paz, a fin de hacer expiación por ellos, dice Jehová el Señor.

16 Todo el pueblo de la tierra estará obligado a dar esta ofrenda para el príncipe de Israel.

17 Pero al príncipe corresponderá el dar los holocaustos, y la ofrenda de grano y la alibación en las fiestas, y en las blunas nuevas, y en los días de reposo y en todas las csolemnidades de la casa de Israel; él dispondrá la dofrenda por el pecado, y la ofrenda de grano, y el holocausto y las ofrendas de paz, para hacer expiación por la casa de Israel.

18 Así ha dicho Jehová el Señor: El mes primero, el día primero del mes, tomarás de la vacada un becerro sin defecto y purificarás el santuario.

19 Y el sacerdote tomará de la sangre de la ofrenda por el pecado y la pondrá sobre los postes de la casa, y sobre las cuatro esquinas del saliente del altar y sobre las pilastras de la entrada del atrio interior.

20 Así harás el séptimo día del mes por los que hayan pecado errónea o ingenuamente; y harás expiación por la casa.

21 El mes primero, a los catorce días del mes, tendréis la apascua, fiesta de siete días; se comerá pan sin levadura.

22 Y aquel día el príncipe dispondrá por sí mismo y por todo el pueblo de la tierra un becerro como aofrenda por el pecado.

23 Y los siete días de la fiesta dispondrá holocausto a Jehová, siete becerros y siete carneros sin defecto, cada día de los siete días; y como ofrenda por el pecado, un macho cabrío cada día.

24 Y con cada becerro ofrecerá una ofrenda de grano de un efa, y con cada carnero, un efa; y por cada efa, un ahin de aceite.

25 En el ames séptimo, a los quince días del mes, en la fiesta, hará como en estos siete días en cuanto a la ofrenda por el pecado, y en cuanto al holocausto, y en cuanto a la ofrenda de grano y en cuanto al aceite.