Capítulo 46

Se explican las ordenanzas de adoración y de sacrificio.

 Así ha dicho Jehová el Señor: La entrada del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo, y el adía de reposo se abrirá; y se abrirá también el día de la luna nueva.

 Y el príncipe entrará por el camino del pórtico de la puerta exterior y estará junto al pilar de la entrada, y los sacerdotes harán su holocausto y sus ofrendas de paz, y adorará en el umbral de la puerta; después saldrá, pero no se cerrará la puerta hasta el atardecer.

 Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová, a la entrada de la puerta, en los días de reposo y en las lunas nuevas.

 Y el holocausto que el príncipe ofrecerá a Jehová el día de reposo será seis corderos sin defecto y un carnero sin defecto;

 y la ofrenda de grano será un efa con cada carnero; y con cada cordero una ofrenda de grano, conforme a sus posibilidades, y un hin de aceite por cada efa.

 Mas el día de la luna nueva ofrecerá de la vacada un becerro sin defecto, y seis corderos y un carnero; deberán ser sin defecto.

 Y dispondrá una ofrenda de grano de un efa con el becerro y un efa con el carnero; pero con los corderos, conforme a sus posibilidades; y un hin de aceite por cada efa.

 Y cuando el príncipe entre, entrará por el camino del pórtico de la puerta, y por el mismo camino saldrá.

 Mas cuando el pueblo de la tierra entre delante de Jehová en las asolemnidades, el que entre por el camino de la puerta del norte para adorar saldrá por la puerta del sur, y el que entre por la puerta del sur saldrá por la puerta del norte; no volverá por la puerta por donde entró, sino que saldrá por la de enfrente de ella.

 10 Y el príncipe, cuando ellos entren, entrará en medio de ellos; y cuando ellos salgan, él saldrá.

 11 Y en las fiestas y en las solemnidades, la ofrenda de grano será un efa con cada becerro y un efa con cada carnero; y con los corderos ofrendará conforme a sus posibilidades; y ofrecerá un hin de aceite por cada efa.

 12 Pero cuando el príncipe avoluntariamente disponga holocausto u ofrendas de paz a Jehová, le abrirán la puerta que mira al oriente, y dispondrá su holocausto y sus ofrendas de paz como lo hace en el día de reposo; después saldrá, y cerrarán la puerta después que haya salido.

 13 Y dispondrás para Jehová acada día en holocausto un cordero sin defecto de un año; cada mañana lo dispondrás.

 14 Y con él dispondrás todas las mañanas una ofrenda de grano, la sexta parte de un efa y la tercera parte de un hin de aceite para humedecer la flor de harina; es la ofrenda de grano para Jehová continuamente, por estatuto perpetuo.

 15 Dispondrán, pues, el cordero, y la ofrenda de grano y el aceite, todas las mañanas como holocausto continuo.

 16 Así ha dicho Jehová el Señor: Si el príncipe diere algún presente a alguno de sus hijos, éste será heredad de ellos; será posesión de ellos en herencia.

 17 Pero si de su heredad diere algún presente a alguno de sus siervos, será de él hasta el año de la alibertad; y entonces volverá al príncipe, porque la herencia será de sus hijos.

 18 Y el príncipe no tomará nada de la herencia del pueblo por opresión, despojándolos de su posesión; de lo que él posee dará herencia a sus hijos, a fin de que ninguno de mi pueblo sea echado de su posesión.

 19 Me trajo después por la entrada que había al lado de la puerta, a las cámaras santas de los sacerdotes, las cuales miraban al norte, y he aquí que había allí un lugar a los dos lados, hacia el occidente.

 20 Y me dijo: Éste es el lugar donde los sacerdotes cocerán la ofrenda por la culpa y la ofrenda por el pecado; allí acocerán la ofrenda de grano, para no sacarla al atrio exterior, santificando así al pueblo.

 21 Luego me sacó al atrio exterior y me llevó por los cuatro rincones del atrio; y he aquí que en cada rincón había un patio.

 22 En los cuatro rincones del atrio había patios cercados de cuarenta codos de longitud y treinta de anchura; tenían una misma medida los cuatro rincones.

 23 Y había una pared alrededor de ellos, alrededor de los cuatro, y abajo había fogones hechos alrededor de las paredes.

 24 Y me dijo: Éstos son los lugares de los cocineros, donde los aservidores de la casa cocerán el sacrificio del pueblo.