Primer libro de Moisés llamado Génesis

Capítulo 13

Abram regresa de Egipto — Él y Lot se separan — Jehová hará la descendencia de Abram tan numerosa como el polvo de la tierra — Abram se establece en Hebrón.

 Subió, pues, Abram de Egipto hacia el sur, él y su esposa, con todo lo que tenía, y con él, aLot.

 Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro.

 Y volvió de jornada en jornada desde el sur hacia Bet-el, hasta el lugar donde había estado antes su tienda entre Bet-el y Hai,

 al lugar del aaltar que había hecho allí antes; e invocó allí Abram el nombre de Jehová.

 Y asimismo Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, y vacas y tiendas.

 Y la tierra no bastaba para que habitasen juntos, porque sus posesiones eran muchas, y no podían habitar juntos.

 Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra.

 Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora aaltercado entre tú y yo, ni entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos.

 ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda.

 10 Y alzó Lot sus ojos y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, antes que destruyese Jehová a aSodoma y a Gomorra, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto entrando en Zoar.

 11 Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y partió Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro.

 12 Abram se asentó en la tierra de Canaán, y Lot se asentó en las ciudades de la llanura y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma.

 13 Mas los hombres de Sodoma eran amalos y pecadores delante de Jehová en gran manera.

 14 Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y hacia el sur, y hacia el oriente y hacia el occidente; a

 15 porque toda la atierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre.

 16 Y haré tu adescendencia como el polvo de la tierra. Si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada.

 17 Levántate, ve por la tierra a lo largo y a lo ancho de ella, porque a ti te la daré.

 18 Abram, pues, levantando su tienda, vino y moró en el valle de Mamre, que está en aHebrón, y edificó allí un baltar a Jehová.