Capítulo 5

Los reinos de Judá y de Israel caerán por causa de sus iniquidades.

1 Sacerdotes, oíd esto; y estad atentos, casa de Israel; y casa del rey, escuchad. Porque contra vosotros es el juicio, pues habéis sido trampa en Mizpa y red tendida sobre Tabor.

2 Y los rebeldes se han sumergido en la matanza; por tanto, yo los castigaré a todos ellos.

3 Yo conozco a Efraín, e Israel no me es desconocido; porque ahora, oh Efraín, has afornicado, y se ha contaminado Israel.

4 Su conducta no los encamina a volver a su Dios, porque un espíritu de fornicación hay en medio de ellos, y no conocen a Jehová.

5 Y la soberbia de Israel testificará en su propia cara; e Israel y Efraín tropezarán en su iniquidad; tropezará también Judá con ellos.

6 Con sus ovejas y con sus vacas andarán buscando a Jehová, pero no le hallarán; se aha apartado de ellos.

7 Contra Jehová actuaron pérfidamente, porque hijos extraños han engendrado; aahora los devorará en solo un mes con sus heredades.

8 ¡Tocad acorneta en Gabaa, trompeta en Ramá! ¡Gritad en alarma en Bet-avén: Tras ti, oh Benjamín!

9 Efraín será asolado en el día de la reprensión; entre las tribus de Israel hago saber lo que con certeza es.

10 Los príncipes de Judá fueron como los que mueven los linderos; derramaré mi ira sobre ellos como agua.

11 Efraín está oprimido, quebrantado en juicio, porque quiso andar aen pos de vanidades.

12 Yo, pues, seré como polilla para Efraín y como acarcoma para la casa de Judá.

13 Y verá Efraín su enfermedad, y Judá su allaga; irá entonces bEfraín a Asiria y enviará al rey cJareb; pero él no os podrá dsanar ni os curará la llaga.

14 Porque yo seré como león para Efraín y como cachorro de león para la casa de Judá; yo, yo mismo despedazaré y me iré; quitaré, y no habrá quien libre.

15 Andaré y volveré a mi lugar, hasta que areconozcan su culpa y bbusquen mi rostro. En su cangustia me buscarán con afán.