Capítulo 18

Jehová alzará el estandarte del Evangelio, enviará mensajeros a su pueblo esparcido y los recogerá en el monte Sión.

 ¡a Ea !, btierra que hace sombra con las alas, que está más allá de los ríos de cEtiopía,

 que envía amensajeros por el mar en naves de junco sobre las aguas. Id, ligeros mensajeros, a la nación esparcida y desollada, al pueblo temible desde su principio y después; nación subyugada y hollada, cuya tierra surcan los ríos.

 Vosotros, todos los moradores del mundo y habitantes de la tierra, cuando se levante aestandarte en los montes, mirad, y cuando se toque trompeta, oíd.

 Porque Jehová me dijo así: Reposaré y miraré desde mi morada, como sol claro después de la lluvia, como nube de rocío en el calor de la siega.

 Porque antes de la asiega, en cuanto el botón se abra y la flor se convierta en uva madura, entonces podará con podaderas los pámpanos, y cortará y quitará los sarmientos.

 Serán dejados todos a las aves de los montes y a las abestias de la tierra; y sobre ellos pasarán el verano las aves, e invernarán todas las bestias de la tierra.

 En aquel tiempo será traído obsequio a Jehová de los ejércitos, el pueblo aesparcido y desollado, pueblo temible desde su principio y después, gente subyugada y hollada, cuya tierra surcan los ríos, al lugar del nombre de Jehová de los ejércitos, al bmonte Sión.