Capítulo 53

Isaías habla acerca del Mesías — Se describen la humillación y los sufrimientos del Mesías — Él pone Su alma como ofrenda por la culpa e intercede por los transgresores — Compárese con Mosíah 14.

 ¿Quién ha acreído nuestro mensaje? ¿Y a quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

 Porque subirá cual arenuevo delante de él y como braíz de tierra seca; no hay parecer en él ni hermosura; y cuando le veamos, no habrá en él atractivo para que le deseemos.

 aDespreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores y experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado y no lo bestimamos.

 Ciertamente allevó él nuestras benfermedades y sufrió nuestros dolores, y nosotros le tuvimos por azotado, herido por Dios y afligido.

 Mas él aherido fue por nuestras btransgresiones, molido por nuestras iniquidades; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por sus cheridas fuimos nosotros dsanados.

 Todos nosotros nos hemos adescarriado como bovejas; cada cual se ha apartado por csu propio camino; mas Jehová cargó en él la diniquidad de todos nosotros.

 Fue aoprimido y bafligido, pero cno abrió su boca; como dcordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores enmudeció, así no abrió su boca.

 De la cárcel y del juicio fue quitado; y su ageneración, ¿quién la declarará? Porque fue arrancado de la tierra de los vivientes; por la btransgresión de mi pueblo fue herido.

 Y él dispuso con los ainicuos su sepultura y con el rico fue en su bmuerte; aunque nunca hizo él maldad, ni hubo cengaño en su boca.

 10 Con todo eso, Jehová quiso aquebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su alma como bofrenda por la culpa, verá su clinaje, prolongará sus días, y la dvoluntad de Jehová prosperará en su mano.

 11 Por la aflicción de su alma verá y quedará satisfecho; por su aconocimiento mi bsiervo justo cjustificará a muchos, y él llevará las iniquidades de ellos.

 12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los poderosos repartirá el botín; porque derramó su vida hasta la amuerte y fue contado con los btransgresores, habiendo él llevado el pecado de muchos e cintercedido por los transgresores.