Capítulo 61

Isaías habla acerca del Mesías — El Mesías tendrá el Espíritu, predicará el Evangelio y proclamará la libertad — En los últimos días, Jehová llamará a Sus ministros y hará un convenio sempiterno con el pueblo.

  El aespíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ha ungido Jehová para bproclamar cbuenas nuevas a los mansos; me ha enviado a vendar a los quebrantados de corazón, a dproclamar libertad a los cautivos y a los prisioneros apertura de la ecárcel;

 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová y el día de la avenganza del Dios nuestro; a bconsolar a todos los que lloran;

 a ordenar que a los que están de duelo en Sión se les dé gloria en lugar de ceniza, aceite de agozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar de espíritu apesadumbrado; y serán llamados bárboles de justicia, cplantío de Jehová, para que él sea glorificado.

 Y areedificarán las ruinas antiguas, y levantarán lo que antes fue desolado y restaurarán las ciudades asoladas, los asolamientos de muchas generaciones.

 Y habrá extranjeros, y apacentarán vuestras ovejas; y los hijos de los extranjeros serán vuestros labradores y vuestros viñadores.

 Y vosotros seréis llamados asacerdotes de Jehová; se dirá que sois ministros de nuestro Dios; comeréis las riquezas de las naciones y en su gloria os jactaréis.

 En lugar de vuestra avergüenza, tendréis doble porción; y en lugar de deshonra, se regocijarán en sus heredades; por lo cual, en sus tierras poseerán doble porción y tendrán gozo eterno.

 Porque yo, Jehová, amo ala justicia, aborrezco el robo para holocausto; por tanto, fielmente les daré su recompensa y haré con ellos bconvenio sempiterno.

 Y la descendencia de ellos será conocida entre las naciones, y sus retoños en medio de los pueblos; todos los que los vean reconocerán que son adescendencia bendita de Jehová.

 10 En gran manera me regocijaré en Jehová; mi alma se alegrará en mi Dios, porque me avistió con bvestiduras de salvación, me cubrió con manto de justicia, como a novio me atavió y como a novia que se adorna con sus joyas.

 11 Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el Señor hará brotar justicia y aalabanza delante de todas las naciones.