Capítulo 45

Jeremías promete a Baruc que su vida será conservada.

 La palabra que habló el profeta Jeremías a aBaruc hijo de Nerías, cuando escribía en el libro estas palabras de boca de Jeremías, en el año cuarto de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, diciendo:

 Así ha dicho Jehová Dios de Israel, acerca de ti, oh Baruc:

 Tú dijiste: ¡Ay de mí ahora!, porque ha añadido Jehová tristeza a mi dolor; fatigado estoy de gemir y no he hallado adescanso.

 Así le has de decir: Así ha dicho Jehová: He aquí que yo destruyo lo que edifiqué y arranco lo que planté, es decir, toda esta tierra.

 ¿Y tú abuscas para ti grandezas? No las busques, porque he aquí que yo traigo mal sobre toda carne, ha dicho Jehová; y a ti te daré tu vida por botín en todos los lugares adonde fueres.