Capítulo 49

Juicio y destrucción vendrán sobre los pueblos de Amón, de Edom, de Cedar, de Hazor y de Elam.

  Acerca de los hijos de Amón. Así ha dicho Jehová: ¿No tiene hijos Israel? ¿No tiene heredero? ¿Por qué Milcom ha tomado como heredad a Gad, y su pueblo habita en sus ciudades?

 Por tanto, he aquí, vienen días, ha dicho Jehová, en que haré oír clamor de guerra en Rabá de los hijos de Amón; y será convertida en montón de ruinas, y sus aldeas serán quemadas con fuego, e Israel tomará como heredad a los que los tomaron a ellos, ha dicho Jehová.

 Aúlla, oh Hesbón, porque Hai ha sido destruida; clamad, hijas de Rabá, vestíos de cilicio, lamentaos y corred de un lado a otro por entre los vallados, porque Milcom irá al cautiverio junto con sus sacerdotes y sus príncipes.

 ¿Por qué te glorías de los valles?, de tu fértil valle, oh hija rebelde, la que confía en sus atesoros, la que dice: ¿Quién vendrá contra mí?

 He aquí, yo traigo sobre ti espanto, dice el Señor, Jehová de los ejércitos, de todos tus alrededores; y será expulsado cada uno por su lado, y no habrá quien recoja a los fugitivos.

 Y después de esto haré volver de la cautividad a los hijos de Amón, dice Jehová.

 Acerca de aEdom. Así ha dicho Jehová de los ejércitos: ¿No hay más sabiduría en Temán? ¿Ha perecido el consejo de los prudentes? ¿Ha desaparecido su sabiduría?

 Huid, volved atrás, habitad en lugares profundos, oh moradores de Dedán, porque la calamidad de Esaú traeré sobre él en el tiempo en que lo castigue.

 Si vendimiadores vinieran contra ti, ¿no dejarían rebuscos? Si ladrones vinieran de noche, ¿tomarían lo que les bastara?

 10 Mas yo he desnudado a Esaú, he descubierto sus escondrijos, y no podrá esconderse; será destruida su descendencia, y sus hermanos y sus vecinos, y dejará de ser.

 11 Deja tus huérfanos; yo los mantendré vivos; y confíen en mí tus aviudas.

 12 Porque así ha dicho Jehová: He aquí que los que no estaban sentenciados a abeber de la copa ciertamente beberán; ¿y serás tú el que sea absuelto del todo? No serás absuelto, sino que ciertamente beberás.

 13 Porque por mí he jurado, dice Jehová, que asolamiento, oprobio, desolación y maldición será aBosra; y todas sus bciudades serán desolaciones perpetuas.

 14 He oído la noticia de parte de Jehová, y un mensajero ha sido enviado a las anaciones, diciendo: Juntaos, y venid contra ella y subid a la batalla.

 15 Porque he aquí, te haré pequeño entre las naciones, menospreciado entre los hombres.

 16 Te engañaron el pavor que infundías y la asoberbia de tu corazón. Tú, que habitas en las hendiduras de las peñas, que alcanzas la altura del monte; aunque eleves tu nido como el águila, de allí te haré descender, dice Jehová.

 17 Y será Edom una desolación; todo aquel que pase por ella se asombrará y se burlará de todas sus plagas.

 18 Como en la destrucción de aSodoma y de Gomorra, y de sus ciudades vecinas, dice Jehová, no morará allí nadie, ni la habitará hijo de hombre.

 19 He aquí que subirá como león de la espesura del Jordán contra la morada de los fuertes, porque muy pronto los haré huir de ella; y al que sea escogido se lo encargaré, porque, ¿quién es semejante a mí? ¿Y quién me emplazará? ¿Y quién será aquel pastor que me podrá resistir?

 20 Por tanto, oíd el consejo de Jehová que ha acordado contra Edom, y sus designios que ha decretado contra los moradores de Temán. Ciertamente a los más pequeños del rebaño los arrastrarán, y destruirán sus moradas junto con ellos.

 21 Al estruendo de la caída de ellos, la tierra temblará, y el grito de su voz se oirá en el Mar Rojo.

 22 He aquí que como águila subirá, y volará y extenderá sus alas contra Bosra; y el corazón de los valientes de Edom será en aquel día como el corazón de mujer en angustia.

 23 Acerca de Damasco. Se avergonzaron Hamat y Arfad, porque oyeron malas nuevas; en el mar hay angustia; no logra sosegarse.

 24 Se debilitó aDamasco; se volvió para huir, y el pánico se apoderó de ella; angustia y bdolores le sobrevinieron, como de mujer que está de parto.

 25 ¿Por qué no ha sido abandonada la ciudad alabada, ciudad de mi gozo?

 26 Por tanto, sus jóvenes caerán en sus plazas, y todos los hombres de guerra morirán en aquel día, ha dicho Jehová de los ejércitos.

 27 Y prenderé fuego al muro de Damasco, y consumirá los palacios de Ben-adad.

 28 Acerca de aCedar y de los reinos de Hazor, los cuales asoló Nabucodonosor, rey de Babilonia. Así ha dicho Jehová: Levantaos, subid contra Cedar y destruid a los hijos del oriente.

 29 Sus tiendas y sus ganados tomarán; sus cortinas, y todos sus utensilios y sus camellos tomarán para sí; y gritarán contra ellos: ¡Hay terror por todas partes!

 30 Huid, marchaos muy lejos, habitad en lugares profundos, oh moradores de Hazor, dice Jehová; porque tomó consejo contra vosotros aNabucodonosor, rey de Babilonia, y contra vosotros ha trazado designio.

 31 Levantaos, subid contra una nación pacífica que vive confiadamente, dice Jehová, que no tiene puertas ni cerrojos, que vive solitaria.

 32 Y serán sus camellos tomados como botín y la multitud de sus ganados como despojo; y los esparciré a todos los vientos, a los que se rapan las sienes, y de todos lados les traeré su ruina, dice Jehová.

 33 Y Hazor será guarida de chacales, desolación para siempre; nadie morará allí, ni la habitará hijo de hombre.

 34 La palabra de Jehová que vino al profeta Jeremías acerca de Elam, al principio del reinado de aSedequías, rey de Judá, diciendo:

 35 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que yo quiebro el arco de Elam, parte principal de su fortaleza.

 36 Y traeré sobre Elam los cuatro vientos desde los cuatro apuntos del cielo, y los esparciré por todos estos vientos; y no habrá nación adonde no lleguen los expulsados de Elam.

 37 Y haré que Elam se atemorice delante de sus enemigos y delante de los que buscan su vida; y traeré sobre ellos el amal y el furor de mi enojo, dice Jehová; y enviaré en pos de ellos la espada hasta que los acabe.

 38 Y pondré mi trono en Elam, y desde allí destruiré al rey y a los príncipes, dice Jehová.

 39 Mas acontecerá en los últimos días que haré volver a los cautivos de Elam, dice Jehová.