Segundo libro de las Crónicas

Capítulo 4

Salomón hace el mar de fundición y lo coloca sobre doce bueyes — Se hacen el altar, los tazones, y los calderos y diversos artículos.

  Hizo además un altar de bronce de veinte codos de largo, y veinte codos de ancho y diez codos de alto.

 También hizo un amar de fundición, el cual tenía diez codos de un borde al otro, enteramente redondo; y su altura era de cinco codos, y un cordón de treinta codos lo ceñía alrededor.

 Y debajo de él había figuras de bueyes que lo circundaban, diez en cada codo todo alrededor; eran dos hileras de bueyes fundidos juntamente con el mar.

 Descansaba sobre doce bueyes, tres de los cuales miraban al norte, y tres al occidente, y tres al sur y tres al oriente; y el mar descansaba sobre ellos, y las ancas de ellos estaban hacia dentro.

 Y tenía de grueso un palmo menor, y el borde tenía la forma del borde de un cáliz o de una flor de lis. Y cabían en él tres mil batos.

 Hizo también diez pilas, y puso cinco a la derecha y cinco a la izquierda, para lavar en ellas y enjuagar lo que se ofrecía en holocausto; pero el mar era para que los sacerdotes se alavaran en él.

 Hizo asimismo diez acandelabros de oro según su forma, los cuales puso en el templo, cinco a la derecha y cinco a la izquierda.

 Además hizo diez mesas y las puso en el templo, cinco a la derecha y cinco a la izquierda; igualmente hizo cien tazones de oro.

 Además de esto hizo el atrio de los sacerdotes, y el gran atrio y las puertas del atrio, y recubrió de bronce sus puertas.

 10 Y colocó el mar al lado derecho hacia el sureste.

 11 Hiram también hizo calderos, y palas y tazones; y acabó Hiram la obra que hacía al rey Salomón para la casa de Dios;

 12 dos columnas, y los cordones, los capiteles sobre las cabezas de las dos columnas, y dos redes para cubrir las dos partes redondas de los capiteles que estaban encima de las columnas;

 13 cuatrocientas granadas en las dos redes, dos hileras de granadas en cada red, para que cubriesen las dos partes redondas de los capiteles que estaban encima de las columnas.

 14 Hizo también las basas, sobre las cuales colocó las pilas;

 15 un mar, y los doce bueyes debajo de él;

 16 y calderos, y palas y garfios; y todos sus utensilios los hizo Hiram-abi al rey Salomón, para la casa de Jehová, de bronce bruñido.

 17 Los fundió el rey en los llanos del Jordán, en tierra arcillosa, entre Sucot y Seredata.

 18 Y Salomón hizo todos estos utensilios en tan gran abundancia que no pudo saberse el peso del bronce.

 19 Así hizo Salomón todos los utensilios para la casa de Dios, y el altar de oro, y las mesas sobre las cuales se ponían los panes de la proposición;

 20 asimismo los candelabros y sus lámparas, de oro puro, para que las encendiesen delante del santuario interior conforme a la costumbre.

 21 Y las flores, y las lámparas y las tenazas se hicieron de oro, de oro purísimo;

 22 también las despabiladeras, y los tazones, y las cucharas y los incensarios eran de oro puro. La entrada de la casa, sus puertas interiores para el lugar santísimo y las puertas de la casa del templo eran de oro.