Capítulo 8

David derrota a muchas naciones y las somete — Jehová está con él — David administra justicia y equidad a todo su pueblo.

 Después de esto, aconteció que David aderrotó a los filisteos y los sometió; y tomó David Meteg-ama de manos de los filisteos.

 Y derrotó también a los de aMoab y blos midió con cordel, haciéndolos tenderse en tierra; y midió dos cordeles para darles muerte, y un cordel entero para dejarlos con vida; y fueron los moabitas siervos de David que le llevaban tributo.

 Asimismo derrotó David a Hadar-ezer hijo de Rehob, rey de Soba, al ir éste a recuperar sus dominios hasta el río Éufrates.

 Y tomó David de él mil setecientos hombres de a caballo y veinte mil hombres de a pie; y desjarretó David los caballos de todos los carros, pero dejó suficientes de ellos para cien carros.

 Y vinieron los asirios de Damasco a dar ayuda a Hadar-ezer, rey de Soba; y David mató de los sirios a veintidós mil hombres.

 Entonces puso luego David guarnición en Siria de Damasco, y llegaron los sirios a ser siervos de David, sujetos a tributo. Y Jehová guardaba a David por dondequiera que iba.

 Y tomó David los escudos de oro que llevaban los siervos de Hadar-ezer y los llevó a Jerusalén.

 Asimismo de Beta y de Berotai, ciudades de Hadar-ezer, tomó el rey David gran cantidad de bronce.

 Y cuando Toi, rey de Hamat, oyó que David había derrotado a todo el ejército de Hadar-ezer,

 10 Toi envió a su hijo Joram al rey David para saludarle pacíficamente y para bendecirle, porque había peleado con Hadar-ezer y lo había vencido, porque Toi era enemigo de Hadar-ezer. Y Joram llevaba en su mano utensilios de plata y de oro y de bronce,

 11 los cuales el rey David dedicó a Jehová, junto con la plata y el oro que había dedicado de todas las naciones que había sometido:

 12 de los sirios, de los moabitas, de los amonitas, de los filisteos, de los amalecitas y del botín de Hadar-ezer hijo de Rehob, rey de Soba.

 13 Así ganó David fama cuando regresó de la derrota de los sirios, donde hirió a dieciocho mil hombres en el avalle de la Sal.

 14 Y puso guarniciones en Edom, por toda Edom puso guarniciones; y todos los aedomitas fueron siervos de David. Y Jehová guardaba a David por dondequiera que iba.

 15 Y reinó David sobre todo Israel, y David administraba justicia y equidad a todo su pueblo.

 16 Y Joab hijo de Sarvia era general de su ejército, y Josafat hijo de Ahilud era cronista;

 17 y aSadoc hijo de Ahitob y Ahimelec hijo de Abiatar eran sacerdotes; y Seraías era bescriba;

 18 y Benaía hijo de Joiada estaba sobre los cereteos y peleteos; y los hijos de David eran los apríncipes.