Salmo 127

Los hijos son herencia de Jehová.

Cántico de aascenso gradual. Para Salomón.

  Si Jehová no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Jehová no guarda la ciudad, en vano vela la guardia.

  Por demás es que os levantéis de madrugada y vayáis tarde a reposar, que comáis pan de dolores, porque a su amado dará Dios el sueño.

  He aquí, herencia de Jehová son los ahijos; cosa de estima el fruto del vientre.

  Como saetas en manos del valiente, así son los hijos tenidos en la juventud.

  Bienaventurado el hombre que ha llenado su aljaba de ellos; no será avergonzado cuando hable con los enemigos en la puerta.