Salmo 12

David censura los labios lisonjeros y la lengua jactanciosa — Él dice: Las palabras de Jehová son puras.

Al músico principal: con aSeminit. Salmo de David.

  Salva, oh Jehová, porque se han acabado los piadosos, porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres.

  Falsedad habla cada uno con su prójimo; hablan con labios lisonjeros y con doblez de acorazón.

  Destruirá Jehová todos los labios lisonjeros, y la lengua que habla con jactancia,

  los que han dicho: Por nuestra lengua prevaleceremos; nuestros labios son nuestros; ¿quién es señor sobre nosotros?

  Por la opresión de los pobres, por el gemido de los menesterosos, ahora me levantaré, dice Jehová. Pondré a salvo al que anhela la seguridad.

  Las palabras de Jehová son palabras puras, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces.

  Tú, oh Jehová, los guardarás; los protegerás para siempre de esta generación.

  Los malos andan por todas partes cuando la vileza es exaltada entre los hijos de los hombres.