Salmo 130

Oh Señor, oye nuestras oraciones, perdona la iniquidad y redime a Israel.

Cántico de aascenso gradual.

  Desde las aprofundidades, oh Jehová, a ti he clamado.

  Señor, oye mi voz; estén atentos tus oídos a la voz de mis súplicas.

  Jah, si miras las iniquidades, ¿quién, oh Señor, podrá permanecer?

  Pero en ti hay aperdón, para que seas temido.

  aEspero yo en Jehová; espera mi alma; en su palabra tengo esperanza.

  Mi alma espera al Señor, más que los centinelas a la mañana, más que los vigilantes a la mañana.

  Espere Israel en Jehová, porque en Jehová hay misericordia y abundante aredención con él.

  Y él redimirá a Israel de todos sus pecados.