Salmo 148

Alaben a Jehová los hombres y los ángeles, los cuerpos celestes, los elementos y la tierra, y todo lo que en ella hay.

  ¡Aleluya! Alabad a Jehová desde los cielos; alabadle en las alturas.

  Alabadle, vosotros todos sus ángeles; alabadle, vosotros todos sus ejércitos.

  Alabadle, sol y luna; alabadle, vosotras todas, las estrellas de luz.

  Alabadle, cielos de los cielos y las aaguas que están sobre los cielos.

  Alaben el nombre de Jehová, porque él mandó, y fueron acreados.

  Y los estableció para siempre jamás; les dio un adecreto que no dejará de ser.

  Alabad a Jehová desde la tierra, los monstruos marinos y todos los abismos,

  el fuego y el granizo, la nieve y el vapor, el viento de tempestad que ejecuta su palabra;

  los montes y todos los collados, el árbol de fruto y todos los cedros;

  10  la bestia y todo animal, los reptiles y las aves que vuelan;

  11  los reyes de la tierra y todos los pueblos, los príncipes y todos los ajueces de la tierra;

  12  los jóvenes y también las doncellas, los ancianos y los niños.

  13  Alaben el nombre de Jehová, porque sólo su nombre es excelso. Su agloria es sobre tierra y cielos.

  14  Él ha enaltecido el poder de su pueblo; alábenle todos sus santos, los hijos de Israel, el pueblo a él cercano. ¡Aleluya!