Salmo 34

David bendice a Jehová en todo tiempo — David aconseja: Guarda tu lengua del mal, haz el bien y busca la paz — Él dice que ninguno de los huesos del Mesías será quebrado.

Salmo de David cuando cambió su conducta delante de Abimelec, y éste lo echó y se fue.

  a Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca.

  En Jehová se gloriará mi alma; lo oirán los mansos y se alegrarán.

  Engrandeced a Jehová conmigo, y ensalcemos a una su nombre.

  aBusqué a Jehová, y él me respondió y me libró de todos mis temores.

  A él miraron y aresplandecieron, y sus rostros no se avergonzaron.

  Este pobre clamó, y Jehová le oyó y lo libró de todas sus angustias.

  El aángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los salva.

  aProbad y ved que es bueno Jehová; bienaventurado el hombre que se refugia en él.

  Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada les falta a los que le temen.

  10  Los leoncillos pasan necesidades y sufren hambre; pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.

  11  Venid, hijos, escuchadme; el temor de Jehová os enseñaré.

  12  ¿Quién es el hombre que adesea vida, que anhela días para ver el bien?

  13  Guarda tu alengua del mal, y tus labios de hablar bengaño.

  14  Apártate del mal y haz el bien; busca la apaz y síguela.

  15  Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos.

  16  El rostro de Jehová está contra los que hacen mal, para cortar de la tierra la memoria de ellos.

  17  Claman los justos, y Jehová oye y los alibra de todas sus angustias.

  18  Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón, y asalva a los bcontritos de espíritu.

  19  Muchas son las aaflicciones del justo, mas de todas ellas le libra Jehová.

  20  Él guarda todos sus huesos; ni uno de ellos será aquebrado.

  21  Matará al malo la maldad, y los que aborrecen al justo serán condenados.

  22  Jehová redime el alma de sus siervos, y no serán condenados cuantos en él se refugian.