Salmo 50

Asaf habla de la Segunda Venida — Jehová acepta los sacrificios de los justos y los librará — Aquellos cuya conducta sea justa verán la salvación de Dios.

Salmo de Asaf.

  El Dios de dioses, Jehová, ha hablado y ha convocado a la tierra desde el nacimiento del sol hasta donde se pone.

  Desde aSión, perfección de hermosura, Dios ha resplandecido.

  Vendrá nuestro Dios y no callará; afuego consumirá delante de él, y alrededor de él habrá gran tempestad.

  Convocará a los acielos desde lo alto y a la tierra, para bjuzgar a su pueblo.

  Reunidme a mis asantos, los que hicieron conmigo bconvenio mediante csacrificio.

  Y proclamarán los cielos su ajusticia, porque Dios es el bjuez. Selah

  Oye, pueblo mío, y hablaré; oh Israel, testificaré contra ti. Yo soy Dios, el Dios tuyo.

  No te reprenderé por tus sacrificios ni por tus holocaustos, que siempre delante de mí están.

  No tomaré de tu casa becerros ni machos cabríos de tus rediles.

  10  Porque mía es toda bestia del bosque y el ganado en mil collados.

  11  Conozco todas las aves de los montes, y todo lo que se mueve en el campo me pertenece.

  12  Si yo tuviera hambre, no te lo diría a ti, porque mío es el mundo y su plenitud.

  13  ¿He de comer yo carne de toros o de beber sangre de machos cabríos?

  14  Ofrece a Dios tu agratitud, y paga tus bvotos al Altísimo.

  15  E invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás.

  16  Pero al malo dijo Dios: ¿Qué derecho tienes tú de recitar mis estatutos y de tomar mi convenio en tu boca?

  17  Pues tú aborreces la disciplina y das la espalda a mis palabras.

  18  Si veías al ladrón, te complacías con él, y con los adúlteros era tu parte.

  19  Tu boca metías en el mal, y tu lengua urdía aengaño.

  20  Tomabas asiento y hablabas contra tu hermano; al hijo de tu madre acalumniabas.

  21  Estas cosas hiciste, y yo he callado; pensabas que de cierto sería yo como tú; pero te reprenderé y a las expondré delante de tus ojos.

  22  Entended ahora esto, los que os aolvidáis de Dios, no sea que os despedace y no haya quien os libre.

  23  El que ofrece gratitud me honrará; y al que ordena su camino, le mostraré la salvación de Dios.