Capítulo 6

Zacarías corona a Josué, el sumo sacerdote, a semejanza de Cristo, el Renuevo, que vendrá — Cristo será sacerdote sobre Su trono para siempre.

  Y me volví, y alcé mis ojos y miré, y he aquí cuatro carros que salían de entre dos montes; y aquellos montes eran montes de bronce.

 En el primer carro había caballos alazanes, y en el segundo carro, caballos negros,

 y en el tercer carro, caballos blancos y en el cuarto carro, caballos overos, rucios rodados.

 Respondí entonces, y dije al ángel que hablaba conmigo: Señor mío, ¿qué es esto?

 Y el ángel me respondió y me dijo: Éstos son los cuatro aespíritus de los cielos que salen desde donde están, delante del Señor de toda la tierra.

 El carro con los caballos negros salió hacia la tierra del norte; y los blancos salieron tras ellos; y los overos salieron hacia la tierra del sur.

 Y los rucios salieron y se afanaron por ir a recorrer la tierra. Y dijo: Id, recorred la tierra. Y recorrieron la tierra.

 Luego me llamó y me habló diciendo: Mira, los que salieron hacia la tierra del norte hicieron reposar mi espíritu en la tierra del norte.

 Y vino a mí la palabra de Jehová, diciendo:

 10 Toma de los del cautiverio, de Heldai, y de Tobías y de Jedaías, los cuales volvieron de Babilonia; y vendrás tú en aquel día y entrarás en casa de Josías hijo de Sofonías.

 11 Tomarás, pues, plata y oro, y harás coronas y las pondrás en la cabeza del sumo sacerdote Josué hijo de Josadac.

 12 Y le hablarás, diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: He aquí el varón acuyo nombre es el bRenuevo, el que brotará de su lugar y edificará el templo de Jehová.

 13 Él edificará el templo de Jehová, y él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono, y será sacerdote en su trono; y habrá consejo de paz entre los dos.

 14 Y Helem, y Tobías, y Jedaías y Hen hijo de Sofonías tendrán coronas como recordatorio en el templo de Jehová.

 15 Y los que están lejos vendrán y areedificarán el templo de Jehová; entonces sabréis que Jehová de los ejércitos me ha enviado a vosotros. Y esto sucederá si bescucháis obedientemente la voz de Jehová vuestro Dios.