SELECCIONES DEL LIBRO DE MOISÉS

CAPÍTULO 2

(De junio a octubre de 1830)

Dios crea los cielos y la tierra—Toda forma de vida es creada—Dios hace al hombre y le da dominio sobre todo lo demás.

  Y sucedió que el Señor habló a Moisés, diciendo: He aquí, te arevelo lo concerniente a este bcielo y a esta ctierra; escribe las palabras que hablo. Soy el Principio y el Fin, el Dios dOmnipotente; he ecreado estas cosas por medio de mi fUnigénito; sí, en el principio creé los cielos y la tierra sobre la cual estás.

  Y la atierra estaba sin forma, y vacía; y yo hice que la obscuridad viniera sobre la haz del abismo; y mi Espíritu obraba sobre la faz del agua, porque yo soy Dios.

  Y yo, Dios, dije: Haya aluz; y hubo luz.

  Y yo, Dios, vi la luz, y que la luz era abuena. Y yo, Dios, separé la luz de las tinieblas.

  Y yo, Dios, llamé a la luz Día, y a las tinieblas llamé Noche; e hice esto por la apalabra de mi poder, y fue hecho como yo bmandé; y fueron la tarde y la mañana el cdía primero.

  Y otra vez yo, Dios, dije: Haya un afirmamento en medio de las aguas; y fue hecho tal como yo mandé; y dije: Separe aquél las aguas de las aguas; y fue hecho;

  y yo, Dios, hice el firmamento y separé las aaguas; sí, las grandes aguas debajo del firmamento, de las aguas que estaban sobre el firmamento; y fue hecho tal como yo mandé.

  Y yo, Dios, llamé al firmamento aCielo; y fueron la tarde y la mañana el día segundo.

  Y yo, Dios, dije: Júntense las aguas que están debajo del cielo en aun lugar, y así se hizo. Y yo, Dios, dije: Aparezca lo seco, y así fue.

 10  Y yo, Dios, llamé a lo seco aTierra, y al recogimiento de las aguas llamé Mar; y yo, Dios, vi que todas las cosas que había hecho eran buenas.

 11  Y yo, Dios, dije: Produzca la tierra apasto, la hierba que dé semilla, el árbol frutal que produzca fruto, según su especie, y el árbol que dé fruto, cuya semilla esté en sí sobre la tierra; y fue hecho tal como yo mandé.

 12  Y la tierra produjo pasto, toda hierba que da semilla según su especie, y el árbol que produce fruto, cuya semilla habría de estar en él, según su especie, y yo, Dios, vi que todas las cosas que había hecho eran buenas;

 13  y fueron la tarde y la mañana el día tercero.

 14  Y yo, Dios, dije: Haya luces en el firmamento del cielo para separar el día de la noche, y sean por señales, y por estaciones, y por días y por años;

 15  y sean por luces en el firmamento del cielo para alumbrar la tierra; y fue hecho.

 16  Y yo, Dios, hice dos grandes luminares, el aluminar mayor para señorear el día y el luminar menor para señorear la noche; y el luminar mayor fue el sol y el luminar menor fue la luna; y también fueron hechas las estrellas conforme a mi palabra.

 17  Y yo, Dios, las coloqué en el firmamento del cielo para alumbrar la tierra,

 18  el sol para gobernar el día y la luna para gobernar la noche, y para separar la luz de las tinieblas; y yo, Dios, vi que todas las cosas que había hecho eran buenas;

 19  y fueron la tarde y la mañana el día cuarto.

 20  Y yo, Dios, dije: Produzcan abundantemente las aguas seres vivientes que se muevan, y aves que vuelen sobre la tierra en el amplio firmamento del cielo.

 21  Y yo, Dios, hice las grandes aballenas y todo ser viviente que se mueve, según su especie, los cuales las aguas produjeron en abundancia, y toda ave alada, según su especie; y yo, Dios, vi que todas las cosas que había creado eran buenas.

 22  Y yo, Dios, los bendije, diciendo: Fructificad y amultiplicaos, y henchid las aguas del mar; y multiplíquense las aves en la tierra;

 23  y fueron la tarde y la mañana el día quinto.

 24  Y yo, Dios, dije: Produzca la tierra seres vivientes según su especie: el ganado, y lo que se arrastra, y las bestias de la tierra, según su género; y fue hecho.

 25  Y yo, Dios, hice las bestias de la tierra según su género, y el ganado según su género, y todo lo que se arrastra sobre la tierra, según su especie; y yo, Dios, vi que todas estas cosas eran buenas.

 26  Y yo, Dios, dije a mi aUnigénito, el cual fue conmigo desde el principio: bHagamos al hombre a nuestra cimagen, conforme a nuestra semejanza; y fue hecho. Y yo, Dios, dije: Tenga ddominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre el ganado, sobre toda la tierra y sobre todo lo que se arrastra sobre la tierra.

 27  Y yo, aDios, creé al hombre a mi propia imagen, a imagen de mi Unigénito lo creé; varón y hembra los creé.

 28  Y yo, Dios, los bendije y díjeles: Fructificad y amultiplicaos, henchid la tierra y sojuzgadla; y tened dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo, y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.

 29  Y yo, Dios, le dije al hombre: He aquí, te he dado toda hierba que produce semilla, que está sobre la faz de toda la tierra, y todo árbol en el cual estará el fruto del árbol que produce semilla; a ti te será por aalimento.

 30  Y a toda bestia del campo, y a toda ave del cielo, y a todo animal que se arrastra sobre la tierra, a los que concedo vida, les será dada toda hierba limpia por alimento; y fue hecho tal como yo mandé.

 31  Y yo, Dios, vi todo lo que había hecho; y he aquí, todas las cosas que yo había hecho eran abuenas en gran manera; y fueron la tarde y la mañana el día bsexto.