Adultos

Cómo enseñar a los niños, jóvenes y adultos


¿Qué debo saber en cuanto a los adultos que me ayudará a enseñarles?

Aunque las personas adultas difieren enormemente en cuanto al conocimiento del Evangelio que poseen y su experiencia en éste, comprender algunas características comunes en el modo de aprender de los adultos le ayudará a enseñar el Evangelio con eficacia. La mayoría de los alumnos adultos comparten las siguientes características:

  • Necesitan sentir que se les respeta y que aportan algo valioso. Con respeto, considere todas las ideas aportadas por los miembros de la clase y manifieste agradecimiento por sus aportes.
  • Desean aprender por medio del Espíritu. Por motivo de las alegrías y aflicciones que han experimentado, sienten una gran necesidad de entender el Evangelio y recibir guía del Espíritu.
  • Desean hablar sobre el modo en que el Evangelio puede aplicarse a su vida. Invite a las personas adultas a compartir sus experiencias relacionadas con los principios del Evangelio que usted enseñe. Ayúdeles a ver cómo esos principios pueden bendecir su vida.
  • Desean recibir guía por sí mismos.Quieren asumir la responsabilidad de aprender el Evangelio. Ínstelos a cumplir con asignaciones de lectura y a formular preguntas en clase.
  • Les preocupan sus responsabilidades familiares. Desean saber cómo los principios del Evangelio pueden aplicarse a los retos que afrontan en sus familias.

Pasajes de las Escrituras para estudiar

Doctrina y Convenios 88:122–123

Lo que usted puede hacer

  • Poner más empeño en manifestar agradecimiento por todos los aportes que los alumnos hagan durante la clase.
  • Planear maneras en que los alumnos adultos pueden compartir sus ideas sobre cómo aplicar en su vida los principios del Evangelio que usted enseña.
  • Instar a los alumnos a cumplir con sus asignaciones de lectura en preparación para la clase.