Jóvenes

Cómo enseñar a los niños, jóvenes y adultos


¿Qué debo saber en cuanto a los jóvenes que me ayudará a enseñarles?

Al enseñar a los jóvenes de la Iglesia, recuerde que el Señor conoce su capacidad y ha depositado una gran confianza en ellos. Los jóvenes tienen un entusiasmo y una energía que puede hacer que enseñarles sea un placer. La enseñanza: El llamamiento más importante proporciona ayuda para comprender algunos de los retos y las preocupaciones que afrontan los jóvenes.

Al enseñar a los jóvenes, esfuércese por brindarles amor y apoyo de las siguientes maneras:

  • Apoyo. Cuando los jóvenes perciben el ánimo, el cariño y el apoyo de su parte, se sienten alentados para afrontar la vida con optimismo. Asegúrese de que sientan que usted está a su disposición y que se interesa por ellos.
  • Pautas para la buena conducta. Al comenzar a enseñarles establezca lo que espera de ellos. No basta con ser simplemente amigo de los jóvenes. Debe enseñarles la verdadera doctrina y esperar de ellos una buena conducta.
  • Respeto por su individualidad. Cuando los jóvenes perciben que los adultos los respetan y los escuchan, tienden a sentirse seguros y libres de la necesidad de llamar la atención.
  • Una visión de su futuro. Usted está ayudando a preparar a los futuros líderes de la Iglesia. Enséñeles hoy lo que necesitarán saber el día de mañana.
  • Estímulo para que se identifiquen con el reino de Dios. Los jóvenes quieren vincularse a una causa digna. Fomente sus deseos altruistas al inspirarles a que ayuden a edificar el reino de Dios.

Pasajes de las Escrituras para estudiar

1 Samuel 16:7; Joel 2:28–29; Mormón 1:15; José Smith—Historia 1:7–13

Lo que usted puede hacer

  • Repase los pasajes anteriormente mencionados y considere el mejor modo de enseñar las verdades del Evangelio a los jóvenes.
  • Visite a algunos de los jóvenes a los que enseñe y familiarícese con las preocupaciones y desafíos que tengan.