La orientación familiar y las maestras visitantes

La enseñanza en el hogar


¿Cómo puedo yo, como maestro orientador o maestra visitante, enseñar mejor el Evangelio?

Si es maestro orientador o maestra visitante, entonces usted es un maestro del Evangelio. Además de velar por el bienestar de quienes enseña, usted también tiene la responsabilidad de presentar un mensaje al visitar a las familias o hermanas que se le hayan asignado.

Usted tiene la responsabilidad de escoger el mensaje que compartirá. Por lo general, los maestros orientadores comparten el mensaje de la Primera Presidencia que se publica en las revistas Ensign (en inglés) y Liahona cada mes. Generalmente, las maestras visitantes enseñan el mensaje de las maestras visitantes que también se publica en dichas revistas.

Presente el mensaje con tanto esmero como enseñaría una lección en una clase de la Iglesia. Consulte a su compañero sobre lo que cada uno aportará al presentar el mensaje. Procure que la lección sea interesante y que pueda aplicarse a cada miembro de la familia.

Pasaje de las Escrituras para estudiar

Doctrina y Convenios 20:59

Lo que usted puede hacer

  • Procurar que el mensaje sea lo bastante breve como para mantener la atención de todos los presentes.
  • Adaptar el mensaje y los métodos para la enseñanza según las circunstancias, las edades y lo que interese a los miembros de la familia o a las hermanas a quienes enseñe.
  • Buscar formas de que los miembros de la familia o las hermanas participen en la lección.
  • Testificar de las verdades que enseñe.