Mejore su método de enseñanza

Su llamamiento de enseñar


¿Cómo puedo mejorar mis habilidades para enseñar?

Como maestro del Evangelio, debe procurar mejorar continuamente su capacidad para enseñar. Las siguientes sugerencias le ayudarán a hacerlo:

Evalúe sus cualidades. Considere sus fortalezas como maestro, por ejemplo, su paciencia, su interés por los demás, su conocimiento de las Escrituras y su deseo sincero de enseñar bien. Asimismo, considere en qué formas debe mejorar como maestro y trace un plan para mejorar.

Procure hallar una enseñanza en todo. Estudie la clase con bastante antelación, y luego preste atención a los sucesos y observaciones cotidianas que podrían ayudarle a ofrecer ejemplos o enriquecer la lección. Tenga presentes a quienes vaya a enseñar al prepararse durante la semana.

Invite a algún líder a observar la clase y a darles sugerencias posteriormente. Los líderes pueden brindarle apoyo constante orientándole, analizando las necesidades de sus alumnos, viendo maneras de mejorar la enseñanza y observando el desenvolvimiento de la clase.

Pasajes de las Escrituras a estudiar

1 Timoteo 4:13–16; Éter 12:27

Lo que usted puede hacer

  • A efectos de mejorar su modo de enseñar, estudie las secciones de La enseñanza: El llamamiento más importante que podrían serle de más provecho.
  • Comience a tomar nota de toda observación, impresión y experiencia que promueva la fe que podría usar en las clases.
  • Analice algún aspecto específico de su modo de enseñar con el líder del sacerdocio o la organización auxiliar con quien trabaje.