Prepárese espiritualmente

Su llamamiento de enseñar


¿Cómo puedo prepararme espiritualmente para enseñar?

El Señor dijo: “Si no recibís el Espíritu, no enseñaréis” (D. y C. 42:14). Como maestro, debe prepararse espiritualmente antes de enseñar. Para ello:

Procure obtener el don de la caridad. Esfuércese por cultivar la caridad hacia quienes usted enseñe, sirviéndoles, orando por ellos y buscando ver lo bueno en ellos.

Procure el Espíritu Santo. El élder Dallin H. Oaks dijo: “El enseñar por medio del Espíritu requiere que primero guardemos los mandamientos y que estemos limpios ante Dios para que Su Espíritu pueda morar en nuestro templo individual” (“La enseñanza y el aprendizaje por medio del Espíritu”, Liahona, mayo de 1999, pág. 17).

Procure estudiar el Evangelio de manera más eficaz. Debemos procurar obtener la palabra de Dios antes de poder enseñar con Su poder (véase D. y C. 11:21). Conforme lea las Escrituras y las palabras de los profetas de los últimos días, dedique tiempo a meditar sobre lo que lee, procure poner en práctica los principios en su vida y apunte sus ideas y sentimientos.

Pasajes de las Escrituras para estudiar

Juan 7:17; 13:34; 1 Nefi 15:24; Helamán 3:29

Lo que usted puede hacer