Comentarios
    Notas al pie de página

    Comentarios

    “Sé Ejemplo”

    Siempre es un gozo leer la revista Liahona (en alemán). Un discurso del presidente Thomas S. Monson, del ejemplar de enero de 2002, me resultó particularmente interesante.

    Solíamos vivir en Bad Driburg y, siendo pensionista, de vez en cuando se me presentaba la oportunidad de distribuir agua mineral en un balneario local. En una ocasión, una mujer que se encontraba allí me comentó que pensaba que todo le iba mal en la vida, y yo intenté animarla a confiar en Dios.

    En otra ocasión posterior, me dijo que acababa de ver un programa de televisión sobre los Santos de los Últimos Días y me explicó que la gente del programa era como yo: amable, abierta, cortés y que irradiaba algo especial. Yo le dije: “Soy miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

    Me miró sorprendida y dijo: “Me gustaría saber más de su Iglesia”.

    Gracias a esa experiencia, aprendí a seguir el consejo del artículo del presidente Monson:

    • “1. Llenen la mente con la verdad;

    • “2. Llenen de amor el corazón;

    • “3. Llenen la vida con servicio al prójimo”

    ( Liahona , enero de 2002, pág. 115).

    Albert Zimmer, Rama Kaiserslautern, Estaca Mannheim, Alemania

    El Fortalecimiento de las Familias

    Cada vez que recibimos la revista Liahona , mi esposa y yo la leemos en el transcurso de una semana, lo cual ha fortalecido a mi familia. Una de las partes que más nos gusta es el Mensaje de la Primera Presidencia. También nos gustan los relatos de los miembros y la sección de los niños. Gracias a la sección Preguntas y respuestas, disfruto aprender de otros lectores y de aplicar sus observaciones a mi vida. La revista Liahona es una bendición para nuestro hogar.

    Juan Alberto Arce, Barrio Silver Spring (español), Estaca Silver Spring, Maryland

    Revistas Liahona en Blanco y Negro

    He estado suscrito a la revista Liahona desde que me uní a la Iglesia. A mi hija de 10 años le encanta la sección Amigos , en especial las páginas para colorear. Pero los ejemplares que más me gustan son en blanco y negro: los de las conferencias generales. Mi hija se entristece cuando los recibimos, pero yo le digo: “Aquí hablan las Autoridades Generales de la Iglesia; sus discursos son muy inspiradores”.

    También me gustan las Noticias de la Iglesia, donde encuentro información sobre el progreso de la Iglesia. La revista ha efectuado un hermoso cambio en mi vida.

    Libia Coromoto Mejía Montilla, Rama Coro 2, Distrito Falcón, Venezuela