Saltar navegador principal

Preguntas comunes

¿Qué es un templo?

Para los miembros fieles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, un templo es el lugar de adoración más sagrado sobre la tierra; es la casa del Señor. Es un lugar apartado del resto del mundo donde los miembros pueden acercarse más a Dios.

Los templos actuales son dedicados al Señor y tienen propósitos similares a los de los tiempos bíblicos; son lugares de paz, inspiración y aprendizaje. Son también lugares donde se efectúan ceremonias sagradas como el matrimonio. A esas ceremonias se las llama ordenanzas.

Todo en el templo nos dirige a nuestro Padre Celestial y a Su Hijo Jesucristo, quien es el Salvador del mundo. En el templo aprendemos más en cuanto a Él y a la manera de seguir Su ejemplo perfecto.

¿Qué diferencia hay entre un templo y un centro de reuniones regular o una capilla?

Los centros de reuniones regulares (capillas) se utilizan para los servicios de adoración del día de reposo y las actividades de la semana, como grupos de jóvenes, actividades sociales, proyectos de servicio y eventos deportivos. Están abiertos al público en general y los visitantes pueden observar o participar respetuosamente.

Los templos son diferentes. Son lugares especiales de adoración donde los miembros aprenden más acerca del evangelio de Jesucristo y participan en ceremonias sagradas. Los templos no están abiertos en el día de reposo, a fin de que los miembros puedan asistir a sus congregaciones locales. Cuando se construye un templo por primera vez, está abierto brevemente para recorridos por parte del público. Una vez que se dedica, la asistencia se reserva para los miembros fieles de la Iglesia que estén listos para participar en ordenanzas adicionales del Evangelio (aunque los terrenos alrededor del templo permanecen abiertos al público).

¿Por qué los Santos de los Últimos Días construyen templos?

En las Escrituras se enseña que Dios a menudo ha elegido lugares específicos para Sus propósitos especiales. Esos lugares incluyen el Jardín del Edén, donde Él conversó con Adán y Eva. Profetas como Noé y Abraham construyeron altares para ceremonias sagradas. El Señor habló con Moisés en el Monte Sinaí. Pedro, Santiago y Juan acompañaron a Jesús en el Monte de la Transfiguración. Todos esos son lugares sagrados.

Desde los tiempos del Antiguo Testamento, el Señor ha mandado a Su pueblo construir templos y otras estructuras sagradas donde Él pudiera enseñarles y bendecirles. Por ejemplo, el Señor mandó a Moisés y a los israelitas construir un tabernáculo, una tienda que sirviera como “templo portátil” mientras anduvieran en el desierto durante cuarenta años (Éxodo 2627, 40:35). Uno de los templos más conocidos fue construido por el rey Salomón casi mil años antes del nacimiento de Jesucristo.

Desde que era solo un niño, Jesucristo visitaba con frecuencia el Templo de Herodes en Jerusalén. Después de la muerte de Jesucristo y de Sus apóstoles, y de la destrucción de los templos en Jerusalén y en otros lugares, no hubo templos dedicados en la tierra durante muchos siglos. Cuando se restauró en la tierra La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por medio del profeta José Smith en 1830, se renovó la construcción de templos. El primer templo de la época moderna se edificó en Kirtland, Ohio, en 1836.

¿Cómo es el templo por dentro?

A diferencia de otros edificios grandes de la Iglesia, adentro de un templo no hay un salón o santuario grande. En vez de ello, los templos contienen una variedad de cuartos diseñados para llevar a cabo ciertas funciones tales como matrimonios, bautismos y servicios de instrucción religiosa. Los participantes se cambian y visten ropa sencilla, modesta y blanca antes de tomar parte en las ceremonias del templo. La ropa blanca del templo simboliza pureza, igualdad y reverencia.

¿Qué sucede en el interior de un templo?

Los templos son lugares de adoración reverente donde los miembros se esfuerzan por estar en comunión con Dios. A los miembros se les enseñan importantes verdades del Evangelio, tales como el plan de felicidad que nos brinda nuestro Padre Celestial, la expiación de Jesucristo, la naturaleza divina de cada persona y las grandes bendiciones que se extienden a todos los hijos de Dios. El propósito fundamental de los templos es que los miembros participen en ceremonias sagradas arraigadas en el evangelio de Jesucristo. Para una vista más detallada, véase Dentro de los templos.

¿Por qué hay bueyes debajo de la pila bautismal?

La pila bautismal descansa sobre los lomos de las estatuas de doce bueyes, siguiendo una tradición que se remonta casi 3000 años al Templo de Salomón. Los bueyes representan a las doce tribus de Israel.

¿Qué representa la estatua en la cima de la aguja del templo?

La estatua representa a Moroni, un profeta de Dios que vivió en el continente americano aproximadamente cuatrocientos años después del nacimiento de Jesucristo. Su ministerio se halla registrado en el Libro de Mormón y también se menciona en la Biblia (Apocalipsis 14:6). El Libro de Mormón es un registro de Escritura de los antiguos habitantes de las Américas. Moroni entregó el registro al profeta José Smith en 1827.