Deficiencia visual y ceguera


mujer leyendo una publicación en braille

Algunas personas tienen deficiencias visuales. Los problemas de la vista varían desde la visión nublada o borrosa hasta la ceguera total. Las personas con problemas de la vista difieren mucho en sus necesidades, aptitudes, personalidades y actitudes. Los miembros con pérdida de la vista tienen la capacidad de prestar servicio, y de hecho así lo hacen, en llamamientos de la Iglesia.

Cómo prestar ayuda a personas con deficiencia visual

  • Al saludar a alguien con deficiencia visual, identifíquese, aunque la persona conozca su voz.
  • En las situaciones de tipo social, presente a la persona. Inclúyala en la conversación. Identifique y presente a las demás personas.
  • Hable directamente a la persona. No haga preguntas por medio de alguien. No eleve el tono de voz. Además, no suponga que la persona tiene deficiencias en los otros sentidos sólo porque tiene deficiencia visual.
  • Aunque es importante tener tacto, no tema utilizar frases como: “¿Ves lo que quiero decir?”.
  • No se preocupe si la persona no le mira directamente a usted. Es posible que su mirada apunte hacia abajo o esté un tanto desviada.
  • No suponga que una persona que camina ayudándose con un bastón necesita o desea su ayuda. Pregunte: “¿Puedo ayudarle?” o “¿Puedo acompañarle?”. Invite a la persona a tomar su brazo, en lugar de tomar usted el brazo de ella o dirigirla en la dirección correcta.
  • Al ingresar a un edificio por primera vez, un recorrido ayuda a la persona a conocer su interior. Cuando caminen juntos, indíquele lugares clave, tales como las salidas de emergencia, los baños, etc. Ayude a la persona a sentirse en confianza y segura.
  • En las reuniones sociales, hágale saber qué alimentos se han servido. Si hubiera que servirse la comida, ofrezca su ayuda.
  • Tan pronto como sea posible, notifique a la persona los cambios de horarios o ubicaciones de las reuniones de modo que pueda hacer arreglos para disponer de transporte. Ofrézcase a ayudar si fuera necesario y apropiado.
  • No acaricie, alimente ni le hable a un perro guía a menos que la persona le conceda permiso. Evite distraer al perro; actúe como si no existiera.
  • Ofrezca guiar la mano de la persona hasta el pan y el agua cuando se reparte la Santa Cena.

Volver arriba


Sugerencias para la enseñanza

  • Tenga en cuenta que tanto las Escrituras, el himnario y las revistas de la Iglesia, así como muchos manuales, instrucciones, guías de estudio y libros de la Iglesia están disponibles en formato de audio, en letra grande y en braille por medio del Centro de Distribución de la Iglesia y en LDS.org.
  • Averigüe qué otros recursos están disponibles en las bibliotecas regionales para ciegos.
  • Considere usar textos con letra más grande para quienes tengan limitaciones de la vista.
  • Describa las imágenes y ayudas visuales. Lea lo que está escrito en el pizarrón. Durante los videos, haga que alguien explique a la persona en voz baja lo que suceda en pantalla.
  • Antes de la clase, analice con las personas cómo desean participar.

Volver arriba


Otros recursos

  • Laurie Wilson Thornton, “Comprendamos a los ciegos”, Liahona, marzo de 1990, págs. 34–40.

Otros sitios web

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no mantiene ni controla los siguientes sitios, pero se mencionan aquí como fuentes de recursos adicionales.

  • National Association for the Visually Impaired
  • Verifique en la biblioteca regional local si hay materiales como libros, novelas, revistas u otras publicaciones impresos en letra grande o en audio. Para más información, comuníquese con las instituciones locales de asistencia a las personas con deficiencias visuales. La biblioteca del estado de Utah para invidentes y discapacitados [Utah State Library for the Blind and Disabled] ofrece varios materiales relacionados con la Iglesia a todos los residentes de EE. UU.
  • Los materiales de la Iglesia para las personas con deficiencias visuales o invidentes se pueden encontrar en braille.lds.org y audio.lds.org. Si desea más información acerca de los materiales disponibles, visite lds.org/disability/materials.
  • En los Estados Unidos se ofrecen gratuitamente reproductores de libros parlantes a las personas con discapacidades. En los Estados Unidos, válgase de los recursos locales disponibles mediante el Servicio nacional de bibliotecas para personas invidentes y con discapacidades físicas [National Library Service for the Blind and Physically Handicapped].
  • Existen muchos programas de capacitación para invidentes y para padres de niños con deficiencia visual auspiciados por el estado y las instituciones comunitarias.

Volver arriba