¡Un nuevo año de seminario!

HERMANO KENT H. RAPPLEYE

Director de Área del Caribe de Seminarios e Institutos de Religión


 

 

¡Bienvenidos a un nuevo año de seminario e instituto!

En el 2012 se conmemoran los 100 años del seminario en la Iglesia y vamos a estudiar el Nuevo Testamento. Es la ocasión perfecta para aprender sobre la vida y enseñanzas del Señor Jesucristo. El Señor mismo nos ha extendido la invitación a aprender de Él:

 “Aprended de mí...y hallaréis descanso para vuestras almas.” (Mateo 11:29)

 “Escudriñad las Escrituras...” (Juan 5:39)

 “Pedid, y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá.” (Mateo 7:7)

 “...aprendan a los nuestros a ocuparse en buenas obras...” (Tito 3:14)

“Y aunque era Hijo… aprendió la obediencia...” (Heb 5:8)

¿Alguna vez has pensado en esto? Incluso Jesucristo, el Hijo de Dios, tenía cosas que aprender para ser capaz de hacer todo lo que su Padre había preparado para él.

Nuestro Padre Celestial también quiere que tú tengas la oportunidad de aprender todo lo que puedas, a fin de lograr la labor que Él ha preparado para ti. ¿No es maravilloso? ¿Sabías que Dios comenzó tu educación religiosa en un entorno similar al del seminario e instituto mucho antes de que nacieras?

El presidente Joseph F. Smith tuvo una visión del mundo de los espíritus y entre las cosas maravillosas que él vio había muchos de los profetas “y otros espíritus selectos que fueron reservados para nacer en el cumplimiento de los tiempos, a fin de participar en la colocación de los cimientos de la gran obra de los últimos días,  incluso la construcción de templos y la efectuación en ellos de las ordenanzas para la redención de los muertos, también estaban en el mundo de los espíritus….Aun antes de nacer, ellos, con muchos otros, recibieron sus primeras lecciones en el mundo de los espíritus, y fueron preparados para venir en el debido tiempo del Señor a obrar en su viña en bien de la salvación de las almas de los hombres.”     (D & C 138:53-54,56, énfasis añadido)

¿No es algo asombroso? ¿Cómo te sientes al saber que fuiste enseñado y preparado para hacer una gran obra antes de que nacieras?

Listos para recibir más de Sus enseñanzas

En las clases de seminario e instituto de este año, se seguirá recogiendo y aprendiendo las grandes verdades acerca de Dios que te ayudarán a prepararte para llevar a cabo la gran obra que Dios te ha llamado a hacer. Pero no estarás solo en este desafío. Mira las otras cosas que Dios ha hecho por ti:

“…iré delante de vuestra faz. Estaré a vuestra diestra y a vuestra siniestra, y mi Espíritu estará en vuestro corazón, y mis ángeles alrededor de vosotros, para sosteneros.” (D. y C. 84:88)

“He aquí, iré delante de vosotros y seré vuestra retaguardia; y estaré en medio de vosotros y no seréis confundidos.” (D. y C. 49:27)

¿Lo ves?, ¡no puedes fallar! Dios está contigo. Ahora, también Él espera que tú hagas tu parte en la preparación y aprendizaje de todo lo que puedas. Nuestro profeta viviente, el presidente Thomas S. Monson, te ha extendido una invitación personal para asistir a seminario:

“Recuerdo mi propia experiencia en seminario. Para mí se llevó a cabo temprano en la mañana en una pequeña casa en frente de mi escuela secundaria. Pensé que si mi maestro podía levantarse tan temprano yo también podía hacerlo.

“El Seminario les ayudará a entender y confiar en las enseñanzas y la expiación de Jesucristo. Sentirán el Espíritu del Señor a medida que aprendan a amar las Escrituras. Se prepararán para el templo y para el servicio misional.

“Jóvenes, les pido que participen en seminario. Estudien sus Escrituras diariamente. Escuchen cuidadosamente a sus maestros. Pongan en práctica lo que han aprendido con espíritu de oración”."( http://es.seminario.lds.org/participate/)

El llamado del Profeta

El presidente Monson ha extendido una invitación similar a los adultos jóvenes a asistir a instituto:

“Si eres estudiante universitario soltero, te pido que hagas de tu participación en instituto una prioridad. Los estudiantes casados y otros adultos solteros también son bienvenidos y los animamos a asistir. Piénsalo. Harás nuevas amistades, sentirás el Espíritu y tu fe se fortalecerá. Te prometo que, al participar en instituto y estudiar las Escrituras de manera diligente, aumentará tu poder para evitar las tentaciones y para recibir la guía del Espíritu Santo en todo lo que hagas. Los que con humildad procuren ayuda divina, la recibirán. Ésa es una promesa que te hago."( http://es.instituto.lds.org/quotes/ )

Me siento muy animado por este nuevo año que comienza. ¡Me encanta aprender! Y cuento con que te animarás también a comenzar tu seminario o clase de instituto este año y aprender de las cosas maravillosas que el Señor ha preparado para ti. También espero que te des cuenta de que si haces el sacrificio de participar y hacer lo mejor que puedas en el seminario o instituto, el Señor te bendecirá y te ayudará a tener éxito con tus sueños para el futuro.

Aquí está uno de mis pasajes favoritos, que siempre ha sido una guía para mí y me ha ayudado a aprender todo lo que puedo a fin de cumplir el destino que el Señor ha preparado para mí. Espero y oro para que también te guíe y bendiga en tu camino:

“Oirá el sabio y aumentará su saber; y el entendido adquirirá consejo….El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la disciplina. (Proverbios 1:5,7)