Cómo empezar


Ya sea que sirva como presidenta de la Sociedad de Socorro, miembro del sumo consejo de la estaca, asesor de jóvenes adultos solteros de su barrio o como obispo de un barrio de jóvenes adultos solteros, usted tiene la responsabilidad de ayudar a los jóvenes adultos solteros a regresar a la presencia de nuestro Padre Celestial. Su regreso es de tal importancia que la Primera Presidencia ha pedido recientemente y en repetidas ocasiones que los líderes de la Iglesia "deben identificar y localizar a todos los jóvenes adultos solteros que residan en sus unidades, y asumir la responsabilidad de velar por ellos" (Carta de la Primera Presidencia, 10 de abril de 2009; véase también Carta de la Primera Presidencia, 3 de octubre de 2006). Este sitio está dedicado a ayudarle a usted a cumplir con este llamado de los siervos del Señor.

El Manual 2: Administración de la Iglesia proporciona información sobre cómo puede trabajar con otros en su barrio y estaca para servir mejor a los jóvenes adultos solteros a medida que los encuentra (identifica y localiza) y les ministra.

  • Para información sobre llamamientos de estaca, véase el Manual 2: 16.3.1 y 16.3.2.
  • Para información sobre llamamientos de barrio, véase el Manual 2: 16.3.3 y 16.3.4.
  • Para información sobre llamamientos en barrios de jóvenes adultos solteros, véase el Manual 2: 16.4 y 16.5.

Desarrollar una relación personal con cada persona

Jóvenes adultos solteros

Durante esta época de su vida, los jóvenes adultos solteros a menudo toman las decisiones más importantes de su vida, que incluyen el matrimonio, la formación académica, la carrera profesional, las amistades, la actividad en la Iglesia y su relación con nuestro Padre Celestial y el Salvador. Familiarícese con las circunstancias de los jóvenes adultos solteros de su área, y luego ministre a cada uno de ellos de manera individual, al igual que el Salvador.

  • Aprenda más acerca de cómo fortalecer a las personas por medio de relaciones personales, en el Manual 2: 1.4.3 y 3.2.3.

Incluya a cada joven adulto soltero para que participe en un servicio significativo

Los jóvenes adultos solteros deben tener oportunidades de servir. Al perderse en el servicio y ayudar a los demás a venir a Cristo, es más probable que ellos mismos se conviertan. Julie B. Beck, Presidenta General de la Sociedad de Socorro, ha enseñado, "A medida que se centren en el prójimo, el Espíritu les acompañará para guiarles en todas las decisiones trascendentales que estén tomando, ya que Él siempre acompaña el servicio recto" ("Cómo abrir la puerta a las bendiciones de Abraham," [Charla fogonera del Sistema Educativo de la Iglesia para jóvenes adultos, 2 de marzo de 2008], ldsces.org). Al considerar las maneras en que puede incluir a los jóvenes adultos solteros en un servicio significativo, preste particular atención a las ideas que permitan que los hombres y las mujeres se relacionen entre sí.

  • Aprenda maneras de incluir a los jóvenes adultos solteros en actividades de servicio en el Manual 2: 16.3.5 y 16.3.6.
  • Aprenda cómo pueden los jóvenes adultos solteros servirse mutuamente mediante los llamamientos de la Iglesia en el Manual 2: 3.3.3, 16.3.3 y 16.4.
  • Considere otras oportunidades de servir para los jóvenes adultos solteros, como el servicio misional de tiempo completo, servir en el templo, indexar y trabajar en la historia familiar, y servir como maestros orientadores y maestras visitantes.

Ayude a los jóvenes adultos solteros a ser autosuficientes en cuestiones espirituales, sociales y temporales

Jóvenes adultos solteros

Los jóvenes adultos solteros de la Iglesia deben desarrollar la autosuficiencia espiritual, social y temporal. Ellos necesitan encontrar en las Escrituras las respuestas a sus preguntas y a las necesidades y preguntas de aquellos a quienes son llamados a servir. Necesitan la oportunidad de trabajar en consejos, relacionarse los unos con los otros y ejercer liderazgo. También necesitan capacitación en destrezas a fin de proveer para sí mismos financieramente.

Servir y aprender juntos puede ayudar a los jóvenes adultos solteros a desarrollarse. Cuando a los jóvenes adultos solteros se les enseña principios sobre cómo recibir guía espiritual, trabajar juntos en unidad y armonía, y asumir responsabilidades en asuntos temporales, aprenderán a hacer todo lo que puedan por sí mismos (véase Hechos 3:1-7).

  • Aprenda cómo delegar y asegurarse de que se sean responsables, en formas que desarrollen la autosuficiencia, en el Manual 2:3.3.4.
  • Aprenda cómo evaluar las necesidades de los jóvenes adultos solteros en el Manual 2:16.3.3 y 16.3.4. Considere la situación actual y las metas de cada joven adulto soltero, sus prácticas religiosas personales, su progreso en hacer convenios sagrados, sus sentimientos acerca del Evangelio y de la Iglesia, amistades, su situación en cuanto a sus relaciones sentimentales, su interés y experiencia en servir dentro y fuera de la Iglesia, su situación laboral, sus necesidades económicas, su nivel de formación académica e intereses profesionales.
  • Acuda a los recursos de la Iglesia según lo necesite, para ayudarle a usted y a los jóvenes adultos solteros a los que sirve; considere los siguientes: clases de instituto relativas a la autosuficiencia (tales como la administración de finanzas, preparación para el matrimonio y clases doctrinales para desarrollar la autosuficiencia espiritual), talleres de formación profesional ofrecidos por los Servicios de Empleo SUD, Leales a la Fe: Una referencia del Evangelio (cada joven adulto soltero debe tener una copia; véase Manual 2: 16.2), Discursos de charlas fogoneras del Sistema Educativo de la Iglesia por Autoridades Generales y oficiales generales de la Iglesia (en especial discursos del élder Richard G. Scott en 2010, del élder Earl C. Tingey en 2004 y Julie B. Beck en 2008), y el Fondo Perpetuo para la Educación.

 

"Sí, vivimos en tiempos turbulentos. A menudo, el futuro es incierto; por tanto, es preciso prepararnos para lo incierto. Las estadísticas indican que, en alguna ocasión, por diversas razones, ustedes podrán encontrarse en la situación de ganarse la vida. Las insto a proseguir estudios y a adquirir conocimientos prácticos, para que, de surgir la necesidad, estén preparadas para proveer para su familia" (Thomas S. Monson

, Liahona, noviembre de 2004, pág. 116).

Proporcione una variedad de oportunidades para que se relacionen entre sí

Los jóvenes adultos solteros deben participar en una variedad de actividades sociales, de servicio y de aprendizaje del Evangelio, "Un propósito fundamental de estas actividades es ayudar a los jóvenes adultos solteros a buscar cónyuge, prepararse para casarse en el templo y criar familias rectas"(véase el Manual 2: 16.2).

Al planear encuentros sociales, incluya una variedad de actividades, las cuales reúnan a los participantes. Considere actividades en las que los jóvenes adultos solteros puedan desarrollar y compartir talentos, participar en programas culturales, disfrutar de deportes y juegos, mejorar su forma física, compartir música, bailar y participar en coros.

  • Encuentre ideas para actividades en el Manual 2: 16.3.5, 16.3.6 y 16.3.8.
  • Aprenda a asignar presupuestos para actividades en el Manual 2: 16.3.7.
  • Vea cómo organizar actividades de estaca, multiestaca y área en el Manual 2: 13.3.1.

Encuentre e invite a jóvenes adultos solteros menos activos a volver a la actividad total

Jóvenes adultos solteros

Los jóvenes adultos solteros podrían alejarse de la Iglesia, al lidiar con las exigencias de la vida adulta. Es muy importante ayudarles en esta etapa, para mantenerlos a salvo en el redil del Buen Pastor. Los líderes de los jóvenes adultos solteros deben coordinar sus esfuerzos para ayudar a los miembros menos activos a volver a la actividad total. Los jóvenes adultos solteros suelen ser los más eficaces en dar hermanamiento a sus iguales y ayudarles a participar. En la mayoría de los casos, es prudente comenzar fortaleciendo y conociendo a los jóvenes adultos solteros que están asistiendo a las reuniones de la Iglesia; entonces puede organizarlos a fin de encontrar a los jóvenes adultos solteros menos activos y ministrarles.

  • Aprenda maneras de cómo organizar, encontrar e invitar a los miembros menos activos a la actividad total en el Manual 2: 16.3.5.
  • Aprenda cómo los miembros del barrio y de la estaca deben trabajar juntos en estos esfuerzos, en el Manual 2: 16.3.3 y 16.3.4.
  • Aprenda en qué manera los Informes trimestrales de los líderes de la Sociedad de Socorro y del quórum de élderes pueden ayudar al consejo de barrio a ministrar a los jóvenes adultos solteros, en el Manual 2: 4.
  • Aprenda cómo utilizar un informe trimestral en el consejo de barrio, en "La responsabilidad en cuanto a los jóvenes adultos solteros" (Aviso del Departamento del Sacerdocio, 15 de noviembre de 2009).
  • Aprenda cómo las actividades pueden bendecir las vidas de los miembros menos activos, en el Manual 2:16.3.5
  • Aprenda cómo los centros para jóvenes adultos pueden ayudar en los esfuerzos de activación, en el Manual 2: 16.3.8.
  • Aprenda en qué manera los informes trimestrales pueden ayudarle a ministrar a los jóvenes adultos solteros, en "Cómo usar el Informe trimestral".

"Nuestro Padre Celestial quiere y necesita nuestra ayuda para llevar a Sus hijos espirituales de regreso a Él. Hoy hablo de los jóvenes que ya están dentro de Su Iglesia verdadera y que ya han emprendido el camino estrecho y angosto para regresar a su hogar celestial. Él quiere que ellos obtengan a temprana edad la fortaleza espiritual para permanecer en el sendero; y necesita nuestra ayuda para que regresen al sendero rápidamente si empiezan a desviarse" (Henry B. Eyring, Liahona, mayo de 2010, pág. 22).