Castidad


La castidad es la pureza sexual. Las personas que son castas son moralmente puras en pensamientos, palabras y obras. La castidad significa abstenerse de cualquier relación sexual prematrimonial. También significa ser completamente fiel al cónyuge en el matrimonio.

Información adicional

Las relaciones íntimas entre esposo y esposa son hermosas y sagradas. Éstas son ordenadas por Dios para procrear hijos y como expresión de amor dentro del matrimonio.

En el mundo actual, Satanás ha llevado a muchos a creer que las relaciones sexuales extramatrimoniales son aceptables; pero a la vista de Dios, es un pecado grave. Es un abuso del poder que Él nos ha otorgado para crear vida. El profeta Alma enseñó que los pecados sexuales son más graves que cualquier otro pecado, a excepción del asesinato y el negar al Espíritu Santo (véase Alma 39:3–5).

En ocasiones, algunos intentan convencerse de que las relaciones sexuales fuera del matrimonio son aceptables si los participantes se aman. Esto no es verdad. Transgredir ley de castidad e incitar a otros a hacerlo no es una expresión de amor. Las personas que se aman nunca pondrían en peligro la felicidad ni la seguridad del otro a cambio de su propio placer pasajero.

Cuando a una persona le importa lo suficiente el bienestar del otro como para cumplir con la ley de castidad, su amor, confianza y compromiso aumentan, y el resultado es una felicidad y una unidad mayores. En contraste, las relaciones que se basan en la inmoralidad sexual se deterioran rápidamente. Los que participan en la inmoralidad sexual, suelen sentir miedo, culpabilidad y vergüenza. El rencor, los celos y el odio pronto sustituyen cualquier sentimiento positivo que hubiera existido alguna vez en su relación.

Vea más

Referencias de las Escrituras

Éxodo 20:14
 
1 Corintios 6:18-20
 
Alma 38:12
 
3 Nefi 12:27-30
 

Materiales adicionales para el estudio

  • “Castidad” Guía para el Estudio de las Escrituras

  • “La ley de castidad”  Principios del Evangelio, Lección 39

  • “Las bendiciones de la ley de castidad” Sacerdocio Aarónico Manual 3, Lección 26

  • “¿Cómo, pues, haría yo este grande mal…?” El Antiguo Testamento, Doctrina del Evangelio: Manual para el maestro, Lección 11

  • “Sois templo de Dios” El Nuevo Testamento, Doctrina del Evangelio: Manual para el maestro, Lección 33

Vea más