Creación


Bajo la dirección del Padre Celestial, Jesucristo creó los cielos y la tierra (véase Mosíah 3:8; Moisés 2:1). Gracias a las Escrituras reveladas por el profeta José Smith, sabemos que, en la obra de la Creación, el Señor organizó los elementos que ya existían anteriormente (véase Abraham 3:24). No creó el mundo “a partir de la nada” como creen algunas personas.

Información adicional

Las Escrituras también enseñan que Adán fue el “primer hombre de todos los hombres” (Moisés 1:34). Dios creó a Adán y a Eva a Su propia imagen y a la de Su Unigénito (véase Moisés 2:26–27).

La Creación forma parte integral del plan de salvación de nuestro Padre Celestial. Nos concede a todos la oportunidad de venir a la tierra, donde obtenemos un cuerpo físico y ejercemos nuestro albedrío. En el concilio preterrenal de los Dioses, se hizo la siguiente declaración: “Descenderemos, pues hay espacio allá, y tomaremos de estos materiales y haremos una tierra sobre la cual éstos puedan morar; y con esto los probaremos, para ver si harán todas las cosas que el Señor su Dios les mandare” (Abraham 3:24–25).

Véase también Dios el Padre; Jesucristo; Plan de Salvación

—Véase Leales a la fe, 2004, págs. 54–55

Materiales adicionales para el estudio

  • “Creación, Relatos de la Creación” Encyclopedia of Mormonism

  • “La Creación” Principios del Evangelio, Capítulo 5

  • “Creación, Crear” Guía para el Estudio de las Escrituras

  • “El origen y el destino del género humano” Enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: John Taylor, Capítulo 1

  • “La Creación” El Antiguo Testamento, Doctrina del Evangelio: Manual para el maestro, Lección 3

Vea más