La muerte física


La muerte física es la separación del espíritu y el cuerpo mortal. La caída de Adán introdujo la muerte física en el mundo (véase Moisés 6:48). Gracias a la expiación y a la resurrección de Jesucristo, toda la humanidad resucitará y será redimida de la muerte física.

Información adicional

La muerte es una parte esencial del plan de salvación del Padre Celestial (véase 2 Nefi 9:6). Para llegar a ser como nuestro Padre Eterno, tenemos que experimentar la muerte para después obtener un cuerpo perfecto y resucitado.

Cuando el cuerpo físico muere, el espíritu sigue viviendo. En el mundo de los espíritus, los espíritus de los justos son “recibidos en un estado de felicidad que se llama paraíso: un estado de descanso, un estado de paz, donde descansarán de todas sus aflicciones, y de todo cuidado y pena” (Alma 40:12). Un lugar denominado prisión de los espíritus está reservado para “los que [han] muerto en sus pecados, sin el conocimiento de la verdad, o en transgresión por haber rechazado a los profetas” (D. y C. 138:32). A los espíritus que se encuentran en la prisión se les enseña “la fe en Dios, el arrepentimiento del pecado, el bautismo vicario para la remisión de los pecados, el don del Espíritu Santo por la imposición de las manos y todos los demás principios del evangelio que les [son] menester conocer” (D. y C. 138:33–34). Si aceptan los principios del Evangelio, se arrepienten de sus pecados y aceptan las ordenanzas efectuadas a su favor en los templos, se les permitirá entrar en el paraíso.

Gracias a la expiación y a la resurrección de Jesucristo, la muerte física es sólo temporal: “Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados” (1 Corintios 15:22). Todos resucitaremos, lo cual significa que los espíritus de todas las personas se reunirán con su cuerpo y serán “restablecido[s] a su propia y perfecta forma” y nunca más estarán sujetos a la muerte (Alma 40:23; véase también Alma 11:44–45).

Véase también Expiación de Jesucristo; Paraíso; Plan de Salvación; Resurrección

Vea más

Referencias de las Escrituras

Isaías 25:8
 
1 Corintios 15:51-58
 
2 Nefi 9:6-15
 
Mosíah 16:6-8
 

Materiales adicionales para el estudio

  • “Jesucristo redime de la muerte temporal a todo el género humano” Véase enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: Joseph F. Smith, Capítulo 10

  • “Muerte física” Guía para el Estudio de las Escrituras

  • “La Expiación” Principios del Evangelio, Capítulo 12