Dificultades del aprendizaje


dos mujeres en un salón con niños que juegan

En qué consisten las dificultades del aprendizaje

Las personas con dificultades de aprendizaje pueden tener una diversidad de problemas, entre ellos, problemas de lecto-escritura, problemas de comunicación verbal o dificultades para razonar. La hiperactividad y la falta de atención también podrían estar relacionadas con las dificultades de aprendizaje. También podrían verse afectadas la coordinación, la conducta y la interacción con los demás.

Las personas con dificultades de aprendizaje pueden tener una inteligencia promedio o incluso superior. Sin embargo, quizá tengan dificultades en el ambiente de un salón de clases que no disponga de la ayuda y los arreglos apropiados.

Volver arriba


Cómo prestar ayuda

  • Céntrese en las respuestas y las conductas correctas. Reconozca y encomie los esfuerzos de la persona.
  • Aliente a cada persona a participar y a centrarse en sus capacidades.
  • Brinde apoyo y oportunidades de servicio adecuadas para fomentar la confianza.

Volver arriba


Sugerencias para la enseñanza

  • Con espíritu de oración, presente lecciones bien preparadas en diversos formatos, incluso valiéndose de materiales impresos, visuales y de audio.
  • Fomente un ambiente en el que los alumnos se sientan en confianza para preguntar en cuanto a lo que no comprendan.
  • Haga un esquema y ordene las actividades que se realizarán en el tiempo de clase.
  • Ayude a la persona a sentirse en confianza para participar en clase. Concédale bastante tiempo para preparar las respuestas y pídale que participe voluntariamente cuando esté lista. Ofrézcase antes de la clase a ayudar a la persona a practicar en voz alta un pasaje de las Escrituras o la respuesta a una pregunta.
  • La técnica de “seguir la lectura” usando materiales grabados puede ayudar a las personas que tengan dificultades para leer.
  • Defina y explique el vocabulario antes de comenzar la clase. Repase con frecuencia las palabras y la información nueva.
  • Dado que a menudo escribir significa un problema, ofrezca alternativas tales como trabajar con otra persona, grabar lo que usted desee que la persona comparta o permitir que ésta exprese verbalmente sus ideas y respuestas.
  • En lugar de limitarse a relatar hechos, enseñe compartiendo experiencias y sentimientos en cuanto al Evangelio. Es más sencillo aprender cuando las personas sienten una conexión espiritual y emocional con el tema.
  • Minimice las distracciones.
  • Reoriente la atención del alumno cuando el comportamiento sea inapropiado. Por ejemplo, sostenga en alto un objeto o una lámina que recuerde al alumno lo que debería estar haciendo.
  • Cuando resulte adecuado, incluya movimiento como parte de la clase, como por ejemplo, hacer una actividad.
  • Con espíritu de oración, esfuércese por comprender el estilo de aprendizaje de la persona y el modo en que ésta expresa mejor lo que sabe. Presente la clase de una manera que pueda valerse de los puntos fuertes de la persona.
  • Trátela como a una persona inteligente, ya que lo es.
  • Haga los arreglos necesarios de manera tan natural como sea posible a fin de que la persona no quede expuesta en frente de sus compañeros de clase.

Nota: Es posible que las personas que leen mal o que no saben leer no tengan dificultades de aprendizaje. Para recibir información acerca de los materiales de la Iglesia sobre las Escrituras para quienes poseen un grado de alfabetización básico, comuníquese con la presidencia de la Sociedad de Socorro del barrio.

Volver arriba


Otros recursos

  • Los materiales como las Escrituras con letra grande y en audio están disponibles en store.lds.org.

Otros sitios web

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no mantiene ni controla los siguientes sitios, pero se mencionan aquí como fuentes de recursos adicionales.

Volver arriba