Diez cosas que tal vez desconozcas acerca del Día de descubrimiento familiar

El Día de descubrimiento familiar es una experiencia que se ha diseñado para ayudar a las personas a descubrir más acerca de quiénes son y de dónde provienen.


¿Qué sabes acerca de tu historia familiar? ¿Hasta qué fecha has podido hallar a tus antepasados? ¿Has encontrado lo que tienes en común con tus antepasados en el árbol familiar? El presidente James E. Faust dijo una vez: “En muchos aspectos, cada uno de nosotros es la suma total de lo que fueron nuestros antepasados. Las virtudes que ellos tuvieron pueden ser nuestras virtudes, sus puntos fuertes los nuestros y, en cierta forma, sus desafíos pueden ser nuestros desafíos” (Liahona, noviembre de 2003).

El Día de descubrimiento familiar es una experiencia que se ha diseñado para ayudar a las personas a descubrir más acerca de quiénes son y de dónde provienen y al mismo tiempo ayuda al progreso de los antepasados en su camino para recibir las ordenanzas esenciales de salvación. Es un día para aprender, establecer conexiones y celebrar la alegría de pertenecer a una familia.

A continuación figuran diez cosas que tal vez desconozcas acerca del Día de descubrimiento familiar

1. Tú puedes llevar a cabo tu propio día de descubrimiento familiar. Es divertido, fácil y gratificante. El presidente Russell M. Nelson lo describió de esta manera: “Cuando nuestro corazón se vuelve a nuestros antepasados, algo cambia dentro de nosotros; nos sentimos parte de algo más grande que nosotros mismos. Nuestros anhelos innatos por tener conexiones familiares se hacen realidad cuando nos entrelazamos con nuestros antepasados mediante las ordenanzas sagradas del templo” (Liahona, mayo de 2010).

2. El día de descubrimiento familiar más grande se lleva a cabo cada año en Salt Lake City en conjunto con RootsTech, el evento de historia familiar más grande del mundo.

3. Organizar un día de descubrimiento familiar invita al espíritu de Elías. Las bendiciones llegan cuando ayudas a proporcionar a los demás la oportunidad de sentir el Espíritu, un espíritu que influye al conectar, sanar, sellar y fortalecer a las familias.

4. Muchos recursos están disponibles para ayudarte a organizar un evento. Los acontecimientos más exitosos son actividades basadas y diseñadas para ayudar a los participantes a aprender el concepto de “Encuentra, lleva y enseña”, que, en el día de descubrimiento familiar, se traduce en encontrar los nombres de antepasados, preparar esos nombres para llevarlos al templo y luego enseñar a los demás a hacer lo mismo.

5. Los eventos del día de descubrimiento familiar pueden ser grandes o pequeños y se pueden llevar a cabo a cualquier nivel: estaca o distrito, barrio o rama, cuórums, diversas organizaciones auxiliares, familias e inclusive en grupos pequeños.

6. La historia familiar es más productiva cuando se hace como familia, jóvenes y personas mayores juntos. Todas las personas de todas las edades son bienvenidas a un día de descubrimiento familiar. El evento se puede adaptar a las necesidades e intereses de las personas que asistirán.

7. Las personas que son nuevas en la historia familiar están invitadas a participar. No debes ser investigador de historia familiar para disfrutar de esta experiencia. Todos formamos parte de una familia y siempre hay algo para todos.

8. Los profetas y los apóstoles modernos han prometido que bendiciones específicas vendrán a quienes participan en la historia familiar y la obra del templo, como por ejemplo, mayor fe en el Salvador y la protección contra la influencia del adversario.

9. ¿Has escuchado sobre el “Desafío de efectuar la obra en el templo”? Los apóstoles presentan a menudo desafíos únicos para que los miembros los realicen en el Día anual de descubrimiento familiar en Salt Lake City. Esos desafíos bendicen a aquellos que escogen participar y pueden incorporarse a los eventos locales del día de descubrimiento familiar. Participa en el #templechallenge [Desafío de efectuar la obra en el templo].

10. Participar en un día de descubrimiento familiar es una singular manera de colaborar con el Padre Celestial y Jesucristo en Su obra de salvación y exaltación de la familia humana. Al hacerlo, sentirás el amor de Ellos por ustedes y por aquellos a que quienes prestan servicio.

Para aprender más en cuanto a cuáles herramientas y recursos están disponibles y para inscribirte a fin de llevar a cabo un día de descubrimiento familiar, visita www.lds.org/hostfair. Recuerda que todo esfuerzo que hagas vale la pena. “La familia es el centro de la vida y la clave para alcanzar la felicidad eterna” (L. Tom Perry).