Perdón


Perdonar es un atributo divino. Consiste en perdonar o disculpar a alguien de la culpa por una ofensa o delito. Las Escrituras se refieren al perdón de dos formas. El Señor nos manda arrepentirnos de nuestros pecados y procurar Su perdón. También nos manda perdonar a los que nos ofendan o hagan daño.

Información adicional

Cómo buscar el perdón del Señor

El pecado es una carga pesada. Trae la tensión de la culpa y la angustia de saber que hemos obrado en contra de la voluntad de nuestro Padre Celestial. Lo acompaña un remordimiento persistente al darnos cuenta de que debido a nuestras acciones podemos haber herido a otros y evitado recibir las bendiciones que nuestro Padre está dispuesto a darnos.

Gracias a la expiación de Jesucristo, podemos recibir el perdón de nuestros pecados mediante un arrepentimiento completo y sincero. El pecado acarrea sufrimiento y dolor, mas el perdón del Señor brinda alivio, consuelo y dicha. El Señor ha prometido:

“He aquí, quien se ha arrepentido de sus pecados es perdonado; y yo, el Señor, no los recuerdo más” (D. y C. 58:42).

Vea más

Referencias de las Escrituras

Mateo 6:14-15; 18:21-22
 
1 Nefi 7:16-21
 

Materiales adicionales para el estudio

  • “El perdonar a los demás” Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Heber J. Grant, Capítulo 16

  • “El perdonar y el ser perdonados” Deberes y bendiciones del sacerdocio, Parte B, Lección 33

  • “El perdón” La Mujer Santo de los Últimos Días, Parte B, Lección 8

  • “El poder sanador del perdón” Matrimonio y relaciones familiares. Manual para el instructor, Lección 7

  • “Perdonar” Guía para el Estudio de las Escrituras