Espíritu Santo


El Espíritu Santo es el tercer miembro de la Trinidad. Es un personaje de espíritu, sin un cuerpo de carne y huesos. A menudo se le llama el Espíritu, el Santo Espíritu, el Espíritu de Dios, el Espíritu del Señor o el Consolador.

Información adicional

Funciones del Espíritu Santo

El Espíritu Santo trabaja en perfecta unión con el Padre Celestial y Jesucristo, y desempeña varias funciones para ayudarnos a vivir en rectitud y recibir las bendiciones del Evangelio.

Él “da testimonio del Padre y del Hijo” (2 Nefi 31:18) y revela y enseña “la verdad de todas las cosas” (Moroni 10:5). Podemos recibir un testimonio seguro del Padre Celestial y de Jesucristo sólo mediante el poder del Espíritu Santo. Su comunicación con nuestro espíritu es mucho más certera que cualquier comunicación que podamos recibir mediante nuestros sentidos naturales.

A medida que nos esforcemos por seguir el sendero que lleva a la vida eterna, el Espíritu Santo nos guiará en nuestras decisiones y nos protegerá de los peligros físicos y espirituales.

Vea más

Materiales adicionales para el estudio

  • “Espíritu Santo” Guía para el Estudio de las Escrituras, págs. 67-68

  • “La influencia del Espíritu Santo” Enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: Brigham Young, Capítulo 10

  • “Cómo buscar la compañía del Espíritu Santo” Mujeres Jóvenes, Manual 1, Lección 4

  • “Los primeros principios y ordenanzas del Evangelio” Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia, Doctrina del Evangelio: Manual para el maestro, Lección 7

  • “El don del Espíritu Santo” Gospel Fundamentals, Chapter 16

Vea más