Lo que usted puede hacer


En calidad de discípulos de Jesucristo, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días procuran seguir la admonición del Salvador de alimentar al hambriento, dar de beber al sediento, recoger al forastero, cubrir al desnudo y visitar al enfermo y a quien se halla en la cárcel. El Salvador también enseñó que debemos amarnos y cuidarnos los unos a los otros y visitar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones.

servicio humanitario

Prestar servicio en su comunidad

En la Conferencia General de octubre de 2011, el presidente Dieter F. Uchtdorf dijo: “Con mucha frecuencia vemos las necesidades de los que nos rodean y esperamos a que alguien de lejos mágicamente las satisfaga… Al hacerlo, privamos a nuestro semejante del servicio que podríamos darle, y nos privamos de la oportunidad de servir”.

Las personas, familias, barrios y estacas pueden ayudar a las organizaciones o las personas en su comunidad. Debe realizar servicio en su comunidad sin ningún pensamiento de algún beneficio específico excepto el de mejorar su comunidad. Si no sabe dónde comenzar, busque oportunidades que le permitan identificar una necesidad existente. A continuación, adapte su servicio para satisfacer esa necesidad.

Mire alrededor de su comunidad. ¿Qué necesidades o desafíos ve o escucha? Los periódicos y las escuelas también ofrecen información sobre las necesidades que se pueden satisfacer. Pregunte a amigos de otras iglesias acerca de los proyectos de servicio en las que ellos participan. En la mayoría de las áreas metropolitanas de Estados Unidos, puede marcar 211 para encontrar ideas sobre cómo puede servir en su propia comunidad. Si identifica una necesidad en su comunidad, pero no puede encontrar un programa establecido para esta necesidad, tome la iniciativa para encontrar una solución.

Si es posible realice trabajo voluntario en forma regular. Servir constantemente, en lugar de sólo durante las vacaciones cuando muchos otros sirven, resulta beneficioso. También le permite cultivar relaciones personales con aquellos a quien sirve. Si prestar servicio con regularidad no es posible, esté dispuesto a contribuir con lo que pueda. Incluso un poco ayuda. No trate de hacer su participación en el servicio a la comunidad una oportunidad misional. Su servicio por sí mismo dirá mucho acerca de usted y su fe.

Algunas formas en que pueden servir en su comunidad son:

  • Sea voluntario de una organización de la comunidad local. Las buenas organizaciones tienen las siguientes características:
    • Los beneficiarios están autorizados a resolver sus propios problemas por medio de la participación y el trabajo.
    • El liderazgo en la organización es honrada y competente.
    • Sus programas promueven la autosuficiencia.
  • Apoye actividades de la comunidad dignas que ayudan a los pobres a satisfacer las necesidades básicas o aprender habilidades.
  • Ayude a los nuevos miembros de su comunidad a aprender inglés (o el idioma local si está fuera de Estados Unidos).
  • Ayude en programas de alfabetización.
  • Sea voluntario en un albergue local de personas sin hogar, organización de refugiados, clínica para personas con pocos ingresos o institución académica.
  • Apoye actividades que se realizan después de la escuela para los jóvenes.
  • Brinde apoyo a los programas locales para recaudar comida para los centros o bancos de comida.

Done al Fondo de ayuda humanitaria

Las donaciones al Fondo de ayuda humanitaria permite a la Iglesia ayudar a las personas alrededor del mundo al proveer ayuda para que las personas se puedan ayudar a ellas mismas. Gracias por su interés en donar a los Servicios humanitarios. Puede elegir una de las siguientes opciones para llevar a cabo su donación.

Opción 1: Done por medio de un barrio o una rama local de La Iglesia

Llene un formulario de diezmos y otras ofrendas e indique la cantidad que desea donar bajo la línea “Ayuda humanitaria”.

Opción 2: Envíe por correo un cheque

Tenga a bien a escribir su cheque pagable a Servicios humanitarios y mandarlo a:

Humanitarian Services
c/o LDS Philanthropies
Joseph Smith Memorial Building
15 E. South Temple St. #2E
Salt Lake City, UT 84150

Opción 3: Efectúe una donación en línea

Las donaciones en línea se pueden hacer por medio de la sección Humanitarian Services Giving del sitio web LDS Philanthropies. Este vínculo le llevará directamente a la página de donaciones.

Si tiene dudas o le gustaría obtener información adicional, puede ponerse en contacto con los Servicios humanitarios por teléfono al 801-240-1201 o por correo electrónico a lds-charities@ldschurch.org.


En respuesta a emergencias, los líderes de la Iglesia a menudo proporcionan a los miembros de la Iglesia oportunidades de servicio. Los miembros cerca de la zona afectada, o incluso en los países vecinos, preparan kits de ayuda humanitaria y otros artículos necesarios. El servicio que responde a las necesidades humanitarias localmente es más eficaz debido a que:

  • Se evitan costosos fletes.
  • Los materiales necesarios llegan a la zona afectada más rápidamente.
  • Los materiales que se compran localmente son generalmente más apropiados culturalmente.
  • Los miembros locales se pueden movilizar rápidamente.

Al tratar de ayudar a las organizaciones en su propia comunidad, se entere de artículos que podrían utilizar que quizás usted sea capaz de hacer o adquirir. Averigüe lo que necesitan y ayúdeles cuando le sea posible. Por lo general no es de ayuda que haga cosas y luego busque una organización que las pueda utilizar.

La Iglesia acepta con gusto las donaciones a su tienda local de Industrias Deseret de artículos nuevos o usados con cuidado, como la ropa, artículos para el hogar y libros. En lugares donde no hay una tienda de Industrias Deseret, se aceptan y agradecen las donaciones a otras organizaciones caritativas.