Paraíso


El paraíso es la parte del mundo de los espíritus donde los espíritus de los justos que han dejado esta vida esperan la resurrección del cuerpo. Es un estado de felicidad y paz.

Información adicional

En las Escrituras, la palabra paraíso se usa de diferentes formas. Primero, como se mencionó antes, designa un lugar de paz y gozo en el mundo de los espíritus después de esta vida, reservado para aquellos que se han bautizado y han permanecido fieles (véase Alma 40:12; Moroni 10:34). Los que se encuentran en la prisión espiritual tienen la oportunidad de conocer el evangelio de Jesucristo, arrepentirse de sus pecados y recibir las ordenanzas del bautismo y la confirmación por medio de la obra que se realiza en los templos (véase D. y C. 138:30–35). Si aceptan el Evangelio y se ha hecho la obra del templo por ellos, podrán entrar en el paraíso.

El segundo uso de la palabra paraíso se encuentra en el relato de Lucas de la crucifixión del Salvador. Cuando Jesús estaba en la cruz, un ladrón a quien también habían crucificado dijo: “Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino” (Lucas 23:42). Según Lucas 23:43, el Señor le respondió: “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”. El profeta José Smith explicó que ésta era una traducción errónea; el Señor dijo en realidad que el ladrón estaría con él en el mundo de los espíritus.

La palabra paraíso también se encuentra en 2 Corintios 12:4, donde probablemente se refiere al reino celestial. En el décimo Artículo de Fe, la palabra paradisíaca describe la gloria de la tierra en el Milenio.

Véase también Muerte física; Plan de Salvación; Resurrección

Vea más

Referencias de las Escrituras

 

Materiales adicionales para el estudio