Cómo facilitar un grupo


¿Por qué es importante su labor?

Gracias por su disposición para servir como facilitador. Sus esfuerzos para invitar al Espíritu Santo y ayudar a los miembros del grupo a seguir los materiales influirán grandemente en la experiencia de cada participante. Verá cómo cambian las vidas de los participantes a medida que ellos busquen, escuchen y sigan la guía del Espíritu Santo a fin de llegar a ser más autosuficientes espiritual y temporalmente.

¿Qué hacen los miembros de un grupo?

En las reuniones, los miembros del grupo se comprometen a actuar. Aprenden y ponen en práctica los principios que conducen a la autosuficiencia. Hacen compromisos, se ayudan mutuamente a cumplir con esos compromisos e informan su progreso. Ya que el grupo funciona como un consejo, es importante que los miembros asistan regularmente a las reuniones y lleguen puntualmente.

¿Cuál es la función del facilitador?

Su propósito es ayudar a los miembros del grupo a aprender a ayudarse a sí mismos. Los facilitadores no son expertos en negocios, empleos, educación ni enseñanza. Usted no dirige ni instruye al grupo. Usted simplemente ayuda al grupo a seguir los materiales tal y como están escritos. Por lo general, un especialista de autosuficiencia facilita las reuniones de grupo; sin embargo, si fuese necesario, se podría asignar a miembros del grupo la función de facilitador al cabo de varias semanas.

Practique las Cinco claves para reuniones exitosas

Invite al Espíritu e invite a los miembros del grupo a buscar el Espíritu.

  • Ayude a los miembros del grupo a ejercer la fe a medida que aprendan y actúen.
  • Tome pasos específicos cada semana con el fin de invitar al Espíritu.

Céntrese en el compromiso, la acción y los resultados.

  • Ayude a los miembros del grupo a hacerse mutuamente responsables.
  • Celebre el logro de la semana y céntrese en los resultados.

Confíe en los materiales y siga los pasos establecidos.

  • Siéntese con el grupo; no se pare; no “enseñe”.
  • Deje que los miembros del grupo sean quienes hablen y respondan las preguntas. Hay un gran poder en el grupo. Permita que se ayuden unos a otros.
  • Cree un sentimiento de seguridad en el que todos puedan aprender tanto de los fracasos como de los éxitos.
  • Ayude a las personas que tengan dificultades para leer o con el idioma.
  • Prepare a miembros capaces del grupo para que se conviertan en facilitadores. Asígneles estar a cargo de ciertas secciones. Ellos podrían facilitar una reunión si usted estuviera ausente.

Administre bien el tiempo.

  • Anime a los miembros a llegar 10 minutos antes. Empiece la reunión a tiempo. Fomente la llegada a tiempo y felicite a quienes lo hagan.
  • Pídale a alguien que utilice un cronómetro en su teléfono u otro dispositivo disponible para controlar el tiempo de cada sección.
  • Evite las historias largas, las discusiones o las opiniones poco útiles.
  • Siempre dedique tiempo al final para las secciones “Medite” y “Comprométase”.

Infunda energía.

  • Aplauda cuando las personas cumplan con los compromisos.
  • Felicite a los miembros del grupo cuando reporten logros o completen tareas difíciles.
  • Varias veces durante cada reunión, pida que todos se pongan de pie y hagan algo activo, tal como una “práctica acelerada” u otra actividad de grupo.
  • Ayude a todos a participar. No permita que una persona domine.

Videos

Prepararse para las reuniones:

Dirigir secciones específicas de cada reunión:


Manuales