¿Cómo funciona?


Hay grandes necesidades entre nosotros. Muchos carecen de la capacidad de “proporcionar los elementos espirituales y temporales indispensables para sostener la vida de [ellos mismos] y de la familia” (véase Manual 2: Administración de la Iglesia, 2010, 6.1.1). Nuestros profetas modernos nos han aconsejado: “La autosuficiencia es el producto de nuestro trabajo y es el fundamento de todas las demás formas de poner en práctica esta obra. … ‘Trabajemos por aquello que necesitamos. Debemos ser autosuficientes e independientes, porque no se obtiene la salvación por otro principio’” (Thomas S. Monson [citando a Marion G. Romney], “Los principios de bienestar personal y familiar”, Liahona, febrero de 1987, pág. 3).

Los siguientes pasos, que se ofrecen por medio de los Servicios de Autosuficiencia, pueden ayudarle en su camino hacia la autosuficiencia espiritual y temporal.

 

1. Evaluar mis necesidades

Establecer mi objetivo de ingresos para ser autosuficiente y mis metas espirituales.

 

2. Escoger mi camino

Decidir cómo lograré ser autosuficiente.
 

 

3. Unirme a un grupo

Desarrollar hábitos espirituales y habilidades prácticas en 90 días:

- Iniciar y hacer crecer un negocio,
- Encontrar un mejor empleo o
- Identificar las habilidades necesarias y crear un plan de educación.

 

4. Continuar actuando

- Seguir trabajando para llegar a ser autosuficiente.
- Servir a los demás y ayudarles a progresar.