Blasfemias y vocabulario soez


La blasfemia es la falta de respeto o desprecio por lo sagrado. Esto incluye el uso casual o irreverente del nombre de cualquier miembro de la Trinidad. También incluye cualquier lenguaje o comportamiento sucio o vulgar.

Información adicional

Siempre debemos usar los nombres de Padre Celestial, Jesucristo, y el Espíritu Santo con reverencia y respeto. El mal uso de sus nombres es pecado. El lenguaje o gestos profanos, vulgares o crueles, así como las bromas inmorales, son ofensivas para el Señor y para los demás.

El lenguaje soez y vil es degradante y dañino al espíritu. No debemos ceder a la influencia de otros para utilizar este lenguaje vil. En lugar de eso debemos emplear un lenguaje limpio que edifique a otros y escoger amigos que utilicen una buena forma de hablar. El establecer el ejemplo animará a otros a usar un lenguaje limpio. Si los amigos o conocidos usan blasfemias, podemos de una buena manera animarles a usar otro vocabulario. Si continúan haciéndolo, podemos salir de ahí de una manera educada o cambiar el tema.

Aquellos que han desarrollado el hábito de maldecir podrán deshacerse de él Deben empezar por tomar la decisión y después pedir ayuda por medio de la oración.

Véase también Modestia; Tentación

Vea más

Referencias de las Escrituras

Levítico 19:12
 
Doctrina y Convenios 63:60-64
 

Materiales adicionales para el estudio