Resurrección


Debido a la Caída de Adán y Eva, estamos sujetos a la muerte física, que ocurre cuando el espíritu se separa del cuerpo. Por medio de la Expiación de Jesucristo, todas las personas resucitarán, o sea, se salvarán de la muerte física (véase 1 Corintios 15:22). La resurrección es la reunión del espíritu con el cuerpo en un estado inmortal, no estando ya sujeto a la enfermedad ni a la muerte.

Información adicional

El Salvador fue la primera persona de esta tierra en resucitar. El Nuevo Testamento contiene varios relatos que testifican que Él se levantó de la tumba (véase Mateo 28:1–8; Marcos 16:1–14; Lucas 24:1–48; Juan 20:1–29; 1 Corintios 15:1–8; 2 Pedro 1:16–17).

Cuando el Señor resucitado apareció a Sus Apóstoles, les ayudó a entender que Él tenía un cuerpo de carne y huesos, diciendo: “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo” (Lucas 24:39). También apareció a los nefitas después de Su resurrección (véase 3 Nefi 11:10–17).

Al momento de la Resurrección, seremos “juzgados según [nuestras] obras. . . . seremos llevados ante Dios, conociendo tal como ahora conocemos, y tendremos un vivo recuerdo de toda nuestra culpa” (Alma 11:41, 43). La gloria eterna que recibamos dependerá de nuestra fidelidad. Aunque todos resucitarán, sólo los que hayan venido a Cristo y hayan participado de la plenitud de Su evangelio heredarán la exaltación en el reino celestial.

La comprensión y el testimonio de la Resurrección pueden darnos esperanza y una visión correcta al experimentar los desafíos, las pruebas y los triunfos de la vida. Podemos tener el consuelo de saber con certeza que el Salvador vive y que mediante Su expiación, Él “quebranta las ligaduras de la muerte, para arrebatarle la victoria a la tumba, y que el aguijón de la muerte sea consumido en la esperanza de gloria” (Alma 22:14).

Vea más

Materiales adicionales para el estudio

  • “El entendimiento acerca de la muerte y de la resurrección” Enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: Brigham Young, Capítulo 37

  • “La Resurrección, un ancla para el alma” Enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: Harold B. Lee, Capítulo 23

  • “Resurrección” Encyclopedia of Mormonism

  • “Jesucristo redime de la muerte temporal a todo el género humano” Véase enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: Joseph F. Smith, Capítulo 10

  • “La trascendencia de la Resurrección” Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: David O. McKay, Capítulo 7

Vea más